Archivo para 31 enero 2012

Cine Prohibido “EL CRIMEN DE CUENCA”

1979. Esta crónica de un suceso real acaecido a principios del siglo XX, en el que dos inocentes fueron arrestados, torturados y condenados por un asesinato que nunca sucedió, se convirtió en el filme más controvertido de la transición española. La minuciosa descripción de las torturas que varios agentes de la Guardia Civil ejercen a los sospechosos, asustaron al gobierno de la UCD (Unión de Centro Democrático) que ordenó el secuestro judicial de la cinta, que fue puesta a a disposición de las autoridades militares. También se ordenó iniciar un proceso igualmente militar contra la directora de la cinta, Pilar Miró, por injurias a la Guardia Civil. Fueron momentos difíciles y duros para la cineasta quien, en 1981, vio por fin hecho realidad su sueño de que la película pudiera estrenarse sin problemas.

Anuncios

The Fantastic Flying Books of Mr. Morris Lessmore

The Fantastic Flying Books of Mr. Morris Lessmore from Moonbot Studios on Vimeo.

Inspirado en la misma medida, por el huracán Katrina, Buster Keaton, El Mago de Oz, y un amor por los libros, “Morris Lessmore” es una historia de personas que dedican su vida a los libros y los libros a devolver el favor. Morris Lessmore es una alegoría conmovedora y humorística sobre los poderes curativos de la historia. Usando una variedad de técnicas (miniaturas, animación por ordenador, animación en 2D) el galardonado autor- ilustrador William Joyce y Co-director Brandon Oldenburg presentan una experiencia nueva, con una narrativa que se remonta a las películas mudas y musicales de MGM en Technicolor. “Morris Lessmore” es un corte pasado de moda y vanguardista al mismo tiempo.

“Los Fantásticos Libros Voladores del Mr. Morris Lessmore” es uno de los cinco cortometrajes de animación que serán considerados por los logros sobresalientes en cine del 2011 en la 84 ª Premios de la Academia.

Fuente: http://vimeo.com/35404908

Cine Prohibido “LAST TANGO IN PARÍS”

Image

1973. LAST TANGO IN PARÍS (“El ultimo tango en París” es su titulo en español) Es otro de los hitos del cine erótico, aunque la calidad de la película vaya más allá de sus escenas carnales, convirtiéndose en un amargo poema sobre la soledad del ser humano. Las magníficas interpretaciones de Marlon Brando y María Schneider, la banda sonora de Gato Barbieri y la maestría de Bernardo Bertolucci bastarían para convertirla en un filme inolvidable. Aunque el público sigue recordándola basicamente por dos de sus escenas fuertes: la de la penetración anal y aquella en la que Brando utiliza la mantequilla como lubricante. En españa no se estrenó hasta 1978, pero muchísima gente viajó hasta la ciudad de francesa de Perpignan para ver el filme, atraída por su aureola escabrosa. La película tuvo iguamente problemas en países como inglaterra o EE UU. Pero fue Italia quien se llevó la palma en este caso, ya que allí no se autorizó su estreno hasta 1987.

Cine Prohibido “THE BIRTH OF A NATION”

 

1915. (“El nacimiento de una nación” es su titulo en español) Los historiadores afirman que con esta cinta nació la narración cinematográfica tal y como la conocemos hoy (las acciones paralelas, los puntos narrativos…). David Wark Griffith filmó una epopeya sureña centrada en la Guerra de Sucesión Americana y sus consecuencias. Pero, siendo como era hijo de un antiguo coronel sudista, no pudo (o no quiso) evitar que el filme estuviera teñido de un tinte evidentemente racista. El tramo final de la película narra el nacimiento del Ku Klux Klan, cuyos miembros se convierten en los héroes de la historia, rescatando a la protagonista femenina, Lilliam Gish, de una banda de ex esclavos negros que pretendían violarla. Dichos esclavos estaban además interpretados por actores de raza blanca con la cara tiznada. No es que en Estados Unidos por aquellos tiempos el tema de los derechos civiles estuviera muy en boga, peor aún así semejante propaganda del Klan indignó a muchísimas personas. Hasta el punto de que cuando el largometraje se estrenó en Boston, se produjo una multitudinaria manifestación que acabó en disturbios y obligó a intervenir a la policía. Hubo estados en los que la película ni siquiera recibió la autorización para exhibirse y, en cambio, en otros (los del Sur) fue recibida con ovaciones. Respecto al racismo de Griffith hay que decir que este es un tema delicado sobre el que los propios biógrafos del cineasta no acaban de ponerse de acuerdo. Porque, si bien es cierto que aquí glosa de forma épica las “hazañas” del Klan, en años posteriores rodó películas con un trasfondo mucho más progresista, como “Lirios rotos”, donde mostraba y denunciaba el racismo contra los emigrantes orientales, o la monumental Intolerancia, donde condenaba, la xenofobia, el fanatismo religioso, la caridad mal entendida, la hipocresía social, y todos los vicios burgueses que se puedan concebir.

Cine Prohibido “THE KISS”

 

1896. Los escándalos cinematográficos son tan antiguos como la propia historia de las películas. De hecho el primer filme polémico se rodó a finales del siglo XIX. Se trata de The kiss, (El Beso) una de las primeras cintas de Thomas Alba Edison. Solo dura 47 segundos y muestra a una pareja besándose apasionadamente. Visto hoy puede parecer hasta cómico, pero en su momento despertó las iras de las ligas en defensa de la moral y la decencia, hasta el punto de que la policía tuvo que requisar las copias de las salas donde se exhibía. Muy pocos han tenido la fortuna de verlo, pero se conserva una crítica escrita por un comentarista de la época, que afirmaba: “El espectáculo de ver a una pareja acoplando sus labios a un tamaño digno de Gargantúa resulta cuando menos repulsivo”. ¿Qué habría pensado el cronista si llega a ver uno de los actuales filmes pornográficos en pantalla grande?.

EL GENERAL FEMINISTA

 

El general Juan Andreu Almazán era un zapatista declarado, impulsor de la equidad de género, pero anticardenista, lo que le impidió ser presidente.

El origen de la república mexicana es un tanto difuso: el objetivo real del movimiento, en principio, no tuvo que ver con la situación del campo, sino con la inconformidad de un grupo intelectual (y burgués en su mayor parte) por no tener a oportunidad de acceder al poder. Basta ver el formato de sus reclamos –empezando por el famoso “Sufragio efectivo; no reelección” –para percibir en sus inquietudes, si bien son validas, una notoria ausencia de las verdaderas necesidades del pueblo.

No obstante, para llevar a cabo una revolución es decisiva la participación popular, y como la mayor parte del pueblo mexicano de aquel entonces era habitante y trabajador explotado del campo, su inconformidad fue la que movió su participación, esto, por decirlo así, “destapo la olla” y le dio un giro campesino al movimiento del que, pese a los esfuerzos de la burguesía “Revolucionaria”, no se iba a desprender en lo sucesivo.

Una vez en esta dinámica surgen, entre los propios insurrectos, líderes que son obedecidos y seguidos por sus compañeros de lucha por los cuales son respetados y hasta venerados; hombres por su capacidad táctica y carisma, se vuelven dirigentes naturales del movimiento. Los dos grandes líderes populares de la Revolución Mexicana, Francisco Villa y Emiliano Zapata, así como otros muchos importantes que lucharon bajo sus divisas en el norte y en el sur, respectivamente, tienen este origen.

Es necesario decir que los campesinos nunca tuvieron objeción en que gobernara un habitante de la ciudad (burgués, intelectual o intelectual burgués), siempre y cuando fuera atendida su problemática.

Pero ese era un bocado muy grande para un gobernante ya que hubiera puesto en su contra a los “señores del dinero” burgueses y hacendados. De ahí que durante la lucha, por ejemplo Madero acepta los términos del Plan de Ayala que le expone Zapata en sus entrevistas mas, una vez que Porfirio Díaz huye, comienza a evitar el asunto hasta que Zapata se da cuenta de que no había la verdadera intención de cumplir lo prometido y suspende la entrega del armamento –que sus hombres ya habían iniciado- para reavivar la insurrección. En vista de ellos Madero declara a Zapata enemigo de sus propósitos, por lo que no solo le opone al ejercito, sino que incluso maneja una campaña mediática, utilizando la prensa de la Ciudad de México para descalificarlo, llamándole ”bandolero”.

Sin embargo, era evidente que alguien debía gobernar y que solo había dos opciones: un civil o un militar. Ante esta disyuntiva, tomando en cuenta la experiencia con Porfirio Díaz y el hecho de que los militares son el brazo armado del gobierno, al reunirse con la convención de Aguascalientes, Villa y Zapata definen que no debía haber presidentes militares, sino civiles.

Hay casos excepcionales que merecen mención aparte, como el del general Juan Andreu Almazán quien, siendo militar de profesión, durante la lucha armada se unió a Emiliano Zapata y, a partir de entonces –aun ya muerto Zapata- se declaro siempre Zapatista. Este hombre merece un poco más de nuestra atención, pues de manera indirecta es él quien logra que el país sea gobernado finalmente por civiles.

Me explico: durante su paso por el centro-norte de la República, el general Juan Andreu Almazán instruye la formación de muchas cooperativas, al frente de las cuales él mismo pone, siempre, a mujeres. Lo impulsa la convicción declarada de que ellas son mejores organizadoras y administradoras y de que su capacidad, honestidad y responsabilidad son una especie de “garantía” a prueba de los vicios y malos manejos en que suelen incurrir los hombres. El general Andreu Almazán se vuelve, entonces, popularísimo entre las mujeres (además de ser bastante bien parecido).

EL VOTO FEMENINO

Como dato curioso, el apellido del general Andreu, originalmente con “u” es cambiado después por los dirigentes militares “callistas” como una forma de desprestigiarlo, dándole la apariencia de extranjero. El resultado del tal complicidad fue que en los registros históricos los encontramos escrito ahora con “w”.

Tiempo después, tras la Revolución y varios generales en la silla presidencial, cuando va a terminar el mandato del general Lázaro Cárdenas, el general Juan Andreu Almazán, anticardenista, se lanza como candidato a la presidencia. Es evidente que Cárdenas no simpatiza con Andreu. Sabe que es un honesto y declarado Zapatista y sabe también que es muy popular entre el sexo femenino por lo que, mediante un edicto, quita el derecho de voto a las mujeres (quienes, en México, ya lo tenían) y luego opone a la candidatura de Andreu a de un general moderado de su confianza: Manuel Ávila Camacho, quien, al fin, gana las elecciones entre sospechas de un fraude electoral.

¿Por qué digo que esto favoreció el ingreso de los gobiernos civiles en el país? Bueno, en primer lugar porque, aunque todo parecía apuntar como elegido de Cárdenas a su otro “pre-candidato” (y amigo personal), el general Francisco Múgica resulta que éste era un militar radical y no hubiera tenido ni la menor oportunidad contra el popular Andreu. Cárdenas encubrió su motivo verdadero argumentando que, a consecuencia de la expropiación petrolera, existía sobre el gobierno una fuerte presión internacional y un radical en el poder hubiera sido un grave inconveniente.

En segundo lugar porque, al haber elegido a un militar moderado, éste buscó congraciarse con la opinión pública incluyendo civiles en su gabinete y, entre ellos, nombró como secretario de Gobernación a un estudioso y estricto hombre que ya había demostrado una bien calculada falta de escrúpulos al manejar su campaña presidencial: Miguel Alemán Valdés. Esta historia no tiene un “final feliz” a partir de la elección de Miguel Alemán Valdés el mismo formato fraudulento se aplicaría después en todas la elecciones posteriores para favorecer al partido del poder.
Ciudad de México, Guillermo Samperio, 1948. Escritor.

“Hambre”

 

Hay aproximadamente 820 millones de hambrientos en el mundo, cada 5 segundos muere un niño de hambre, el gasto en armas es 190 veces más que el gasto en alimentos…

 

Anuncios