Archivo para 23 abril 2013

Estados Unidos y su agenda política…

 

ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMÉRICA y su política de paz.

.

1775-1776: En Canadá y en el Atlántico en el curso de la guerra de independencia de los Estados Unidos.

1798 a 1800: Quasi-guerra. Conflicto naval contra la Francia Revolucionaria. Mar norteamericano de las Antillas y las costas del Atlántico. Acaba con el Tratado de Mortefontaine.

1801 a 1805: Guerra los Estados Unidos de América-Trípoli

1801-1805 Más conocida bajo el nombre de guerra beréber, Rey de Trípoli y sus aliados de Túnez y de Argel declaran la guerra a los Estados Unidos que no querían más pagar el tributo para el paso de sus embarcaciones.

1815: Expedición naval contra la regencia de Argel, dirigida por el Comodoro Stephen Decatur, que fuerza a Rey Omar que firma un tratado que pone fin a los ataques de embarcaciones estadounidenses por los corsarios beréberes.

1846: Guerra México-Americana, los Estados Unidos de América anexionan la mitad del territorio mexicano. Este territorio ahora es repartido en Estados: California, Nevada, Utah, Arizona, Nuevo México, y una parte (partida) de Colorado.

1852 a 1853: Argentina, los Marines (Soldados de infantería de marina) se instalan en Buenos Aires para proteger los intereses estadounidenses frente a una revolución.

1853: Nicaragua, protección de los ciudadanos y de los intereses estadounidenses durante trastornos políticos.

1853 y 1854: Japón, el comodoro Matthew Perry obliga Japón a abrirse a Occidente con Convenio de Kanagawa

1854. Isla Ryukyu e Isla Bonin. El contralmirante Perry utiliza la fuerza de disuasión de su flota naval hacia las autoridades de Naha, en la isla de Okinawa, que le concede la gestión de una concesión minera, las islas de Bonin, así como facilidades comerciales.

1854: Nicaragua, en represalias a una ofensa hecha al representante estadounidense en Nicaragua, destrucción de la ciudad de Greytown (San Juan del Norte).

1855: Uruguay

1859: China, protección de los intereses estadounidenses en Shangai.

1860: Angola, intervención con el fin de protegerle a los ciudadanos y de bienes estadounidenses en el momento de una rebelión indígena a Kissembo contra Portugal.

1865: Panamá, intervención con el fin de proteger ciudadanos e intereses estadounidenses durante el Incidente de la Tajada de Sandía.

1893: Hawai, con el fin de proteger las vidas y los bienes de los Estados Unidos, la colocación de un gobierno provisional bajo la autoridad de Sanford D. Dole, anexión definitiva en 1898.

1894: Nicaragua, intervención en Bluefields con el fin de proteger los intereses de los Estados Unidos en respuesta a una revolución.

1898: Guerra Hispano-estadounidense, instalación, construcción de una base militar con como motivo la liberación de la tutela española. Los Estados Unidos imponen la posibilidad de inversiones financieras y un derecho de injerencia en los asuntos interiores del país.

1898: Puerto Rico, Hawai, Filipinas, Wake, y Guam.

1900: China, Boxer Rebellion.

1915: Tropas de ocupación en Haití

1916: Tropas de ocupación (actividad) en la República Dominicana.

1917: El presidente estadounidense Woodrow Wilson envió tropas a México encabezadas por el General “Black Jack” Pershing, el mismo que comandaría las fuerzas estadounidenses en la Primera Guerra Mundial para capturar al líder revolucionario Pancho Villa, la expedición fracasa.

1918: Participación estadounidense en la Primera Guerra mundial

1926: Nicaragua

1941 a 1945: participación estadounidense en la Segunda Guerra Mundial, en Europa y en el Pacífico.

1945 y 1946: Envío de tropas y bombardeos en China.

1946: Filipinas sostén del gobierno frente a una insurrección.

1947: Grecia sostén logístico militar del régimen colocado por el Reino Unido

1950 a 1953: Guerra de Corea, bombardeos en China.

1953: Irán: la CIA organiza un golpe de Estado.

1954: Guatemala, caída del gobierno de Jacobo Arbenz.

1958: Bombardeos en Indonesia.

1960: Bombardeos en Guatemala.

1961: Cuba, Invasión de Bahía de Cochinos

1958 a 1975: Guerra de Vietnam. Intervención en Laos, Vietnam del Norte y Camboya, invasión de Camboya.

1964: Panamá, En represalia por los Sucesos del 9 de Enero

1965: * Indonesia, Ayuda al gobierno en la represión de un complot prochino. * República Dominicana, Guerra Civil apoyada por la OEA, pese a que las fuerzas de intervención norteamericanas fueron vasto mayor que las proporcionadas por la OEA (42,420 tropas estadounidenses); alrededor de 3.000 muertos. Bombardeos en Perú. Plantilla: V

1967 a 1969: Guatemala, bombardeos.

1970: Omán, ayuda logística a Irán para oponerse a una insurrección a petición de este país.

1973: Chile, el militar Augusto Pinochet toma el poder en un Golpe de Estado apoyado por la CIA en contra del presidente socialista Salvador Allende.

1975 a 1999: Timor Oriental, sostén de la junta militar Indonesia luego de las fuerzas de la ONU para su independencia.

1980 a 1990: El Salvador, la ayuda militar al gobierno.

1980 a 1990: Nicaragua, Apoyo militar a los Contras para derrocar al Régimen Sandinista de Daniel Ortega.

1983: Líbano, Fuerza multinacional. Invasión de Granada.

1986: Libia, bombardeo de varias ciudades y bases militares.

1989: Filipinas, ayuda contra un golpe de Estado. Panamá, caída del general Manuel Noriega.

1991: Guerra del Golfo

1990-1991 (Operación tormenta del desierto) en respuesta a una demanda de Kuwait (ocupado por Irak) en la ONU. Con sostén de la ONU y de varios países de OTAN.

1993-1994: Somalia, intervención militar de USA para sostener las operaciones de la ONU.

1994: Haití, intervención para instalar al Presidente elegido Jean-Bertrand Aristide

1995: Bosnia Herzegovina, sostén a fuerzas de la ONU / OTAN en el mismo lugar.

1998: Iraq, bombardeo.

1998: bombardeo de una fábrica de medicinas (sospecha de pertenecer a Bin Laden en Sudán y de campos de entrenamiento terrorista en Afganistán.

1999: Yugoslavia El gobierno de Bill Clinton bombardeó a Serbia.

2001-2003: intervención en Afganistán en respuesta a los atentados del 11 de septiembre de 2001.

2003- hasta la fecha: intervención en Irak para buscar armas químicas que nunca fueron encontradas.

 

Anuncios

PARAFILIAS… cual es la tuya?

fetichismo
De acuerdo a la definición del diccionario de la Real Academia Española (RAE), una parafilia es un desvío de índole sexual. Se trata de una conducta íntima donde el placer se obtiene mediante una actividad diferente a la relación sexual en sí misma.

Existen más de 250 parafilias, entré ellas:
Abasiofilia: Atracción sexual por personas mutiladas, frecuentemente cojas o paralíticas.

Acomoclitismo: Excitación por los genitales lampiños o depilados.

Acrofilia: Atracción por las alturas o por personas altas.

Acrotomofilia: La excitación sexual se produce por los miembros amputados de la pareja.

Actirastia: Excitación sexual proveniente de la exposición a los rayos del sol o de sentir el calor del sol.

Acucullofilia: Atracción por los penes circuncidados.

Adolescentismo: Vestirse o actuar como un adolescente.

Aerofilia: Atracción por el vuelo y todo los relacionado con volar.

Agalmatofilia, galateísmo, monumentofilia o pigmalionismo: El estímulo erótico se produce con estatuas o maniquíes desnudos.

Agonofilia: Atracción por la lucha con la pareja. Excitación que surge en la pareja después de una pelea física.

Agorafilia: Atracción a los espacios abiertos. En el ámbito sexual, se entiende como la excitación producida por la actividad sexual o el exhibicionismo en lugares públicos.

Agrexofilia: Atracción por el hecho de que la actividad sexual sea oída por otras personas.

Albutofilia: Atracción por los baños, las duchas calientes y en general por el contacto con el agua.

Algofilia: Atracción por sentir dolor. Se diferencia del masoquismo por la ausencia del componente erótico.

Algolagnia: Proviene del griego (algos: dolor, lagneia: placer). Sensación de placer (no sexual) que se obtiene al infligir dolor a otros.

Alopelia: Experimentar un orgasmo sólo viendo a otras personas manteniendo relaciones sexuales.

Alorgasmia: Excitación proveniente de fantasear durante el acto sexual con otra persona que no sea la pareja.

Alotriorastia: Excitación por parejas sexuales de otras razas.

Altocalcifilia: Atracción por los zapatos de tacón alto como fetiche.

Alveofilia: Atracción por tener relaciones sexuales en una bañera.

Alvinolagnia: El placer sexual se obtiene únicamente con el estómago de la pareja.

Amaurofilia: Preferencia por el sexo con personas invidentes o con los ojos vendados.

Amelotasis o Amelotatista: Atracción sexual hacia personas con algún miembro amputado.

Amiquesis: Excitación producida al rascar a la pareja durante el acto sexual.

Amokoscisia: Excitación por el deseo de castigar a la pareja sexual.

Amomaxia: La excitación se consigue al tener relaciones sexuales dentro de un automóvil estacionado.
Anastimafilia: Atracción por las personas obesas.

Androginofilia: Atracción por las personas andróginas, que posee simultáneamente rasgos masculinos y femeninos.

Androidismo: Excitación provocada por muñecos o robots con aspecto humano.

Andromanía o satiriasis: Hipersexualidad masculina o deseo desaforado por la práctica del sexo.S e trata de la versión masculina de la ninfomanía.

Andromimetofilia: Atracción por las mujeres vestidas de hombres o que se comporten como tales.

Anglofilia: Admiración o simpatía por los ingleses o por lo inglés.

Anisonogamia:  Atracción por una pareja sexual mucho más joven o mucho mas mayor.

Anofelorastia: Excitación que se produce al profanar objetos considerados sagrados.

anofilemia:  Atracción por el sexo oral sobre el ano y el perineo.

Antolagnia: Placer obtenido al oler flores.

Apotemnofilia: Excitación sexual producida por la idea de ser amputado.

Arachibutyrophilia: Este es el extraño fetiche por untar a una persona alérgica a la crema de maní con esta sustancia y copular, en un melangerie, con ella y otra persona, viendo cómo su cuerpo se trastorna.

Aracnofilia: Atracción a las arañas.

Asfixiofilia: Los asfixiófilos hallan placer sexual por la asfixia, ya sea viéndola en su pareja o autoproduciéndosela.

Astenolagnia: Atracción por la humildad, la humillación o la debilidad sexual de la pareja.

Astrafilia: Atracción por los truenos y relámpagos.

Audiolagnia: El estímulo principal proviene de la escucha de otras personas realizando el acto sexual.

Autagonistofilia: El placer sexual se produce al ser visto por otras personas durante el acto sexual o ser filmado durante el mismo.

Autoabasiofilia: Atracción por ser cojo por la idea de convertirse en cojo.

Autoasesinofilia: Atracción por la fantasía de ser asesinado o de escenificar la propia muerte.

Autoasfixiofilia: Se trata de una parafilia en la que la excitación sexual se consigue cortándose la respiración durante la masturbación o el coito.

Autocateterismo: El sujeto obtiene placer mediante la introducción de sondas u otros objetos por su propia uretra.

Automisofilia: Atracción por ser degradado, ensuciado o corrompido utilizando ropa sucia, por ejemplo.

Autonepiofilia:  La excitación se produce por utilizar pañales y ser tratado como un bebé.

Autopederastia: Se trata de una parafilia que se da en hombres que sólo encuentran placer introduciendo el pene en su propio ano.

Autoungulafilia: El placer se obtiene al rascarse los propios genitales. En casos extremso puede llegar a producir sangrado.

Avisodomía: Atracción por tener relaciones sexuales con aves.

Axilismo: Masturbación dentro de la axila de la pareja.

Barosmia: Excitación a través del olfato o mediante ciertos olores.

Basoexia: Excitación producida únicamente por los besos.

Belonefilia: Atracción a pincharse y a las agujas.

Biastofilia o raptofilia: Atracción por asaltar violentamente y por sorpresa a alguien contra su voluntad.

Biandria o bivirismo: Relación sexual entre una mujer y dos hombres.

Blastolagnia:  Atracción por mujeres muy jóvenes.

Bondage: Del inglés “to bind”, maniatar. Práctica sexual sadomasoquista en la que uno de los participantes permanece atado.

Botulinonia: Uso de un embutido (salchicha o chorizo) como consolador.

Braquioprosis (erotismo braquioprótico) : Práctica sexual en la que todo el brazo penetra el ano de la pareja.

Bukkake: Excitación sexual sólo al recibir eyaculaciones encima, generalmente en la cara.

Búndling: Del inglés “bundle up”, abrigarse. Excitación por la pareja que duerme en la misma cama vestida y sin tener relaciones sexuales.

Candalagnia, candaulismo o triolismo: Excitación producida al ver a la pareja copulando con otra persona.

Capnolagnia o capnogalia: Excitación producida por ver la manera en que la otra persona fuma.

Catafilia: Excitación sexual del hombre cuando se somete a su pareja.

Cateterofilia: La excitación sexual se consigue con el uso de algún tipo de cateter.

Chezolagnia: La persona únicamente logra excitarse al masturbarse durante la defecación.

Cinofilia o canofilia: Afición por los perros, las exposiciones caninas o la cría y cuidado de los mismos.

Ciprieunia: La persona consigue la excitación sólo al tener relaciones con prostitutas.

Clastomanía:  Tendencia patológica a destruir los objetos como una forma brusca de exteriorizar un impulso. También se entiende como la obsesión por romperle a la pareja la ropa que lleve puesta.

Claustrofilia: Tendencia a permanecer en espacios cerrados, cerrando puertas y ventanas.

Clismafilia:  Excitación erótica provocada por la inyección de alguna sustancia en el recto (como por ejemplo un enema) mientras se realizan juegos sexuales.

Coitolalia: La excitación sexual se produce al hablar durante el acto sexual.

Colpofilia: Atracción hacia los genitales en general.

Consuerofilia: Excitación sexual producida al coserse zonas de la piel con aguja e hilo.

Coprofemia: Placer obtenido al decir obscenidades en público.

Coprofilia: Atracción por ver defecar, ingerir heces o untarse con las heces propias o de la pareja.

Coprolalia: Tendencia patológica a proferir obscenidades.

Corefalismo: La excitación sexual se produce únicamente practicando sexo anal con niñas.

Coreofilia: Atracción por la danza y baile erótico.

Coulrofilia: Atracción hacia los payasos, saltimbanquis o bufones.

Cratolagnia: Excitación provocada por la fuerza de la pareja, Del griego kratos: ‘poder’.

Crematistofilia: Atracción producida al pagar por sexo o ser robado por la pareja sexual durante la relación.

Crematofilia: Atracción por ser quemado o pensar en quemarse.

Criptoscopofilia: Atracción por contemplar la conducta (no necesariamente sexual) de otras personas en la privacidad de su hogar.

Cronofilia: Se trata de una parafilia en la que la edad del sujeto se considera inadecuada con la edad de la persona objeto de la atracción sexual.

Coprofilia: Comer el excremento de la pareja conduce al orgasmo al tipo de personas que presentan esta parafilia

Crurofilia: Atracción por contemplar o acariciar las piernas.

Cunilalia: Excitación obtenida al hablar acerca de los genitales femeninos.

Cyesolagnia: La excitación sexual se consigue únicamente con mujeres embarazadas.

Dacryfilia o dacrilagnia: Se trata de un desorden de tipo psicosexual que se desencadena al ver lágrimas en los ojos de la pareja.

Deipnofilia: Atracción por las conversaciones de sobremesa.

Demofilia: Atracción hacia las multitudes.

Dendrofilia o Dentrofilia: Atracción producida al frotarse contra los árboles o vegetales en general.

Dextrofilia: Atracción hacia los objetos que se encuentran a la derecha del cuerpo.

Dipoldismo: Excitación producida al propinar cachetes en las nalgas a niños.

Dipsofilia: Atracción por beber. Se aplica a cualquier líquido, no solo a bebidas alcoholicas.

Dismorfofilia: Atracción sexual o emocional hacia personas deformadas.

Doogging: Excitación sexual al ser observados practicando sexo al aire libre o en el coche.

Dorafilia: Atracción por la pìel humana o pieles animales, sintéticas o de cualquier otro tipo. Se aplica también a la excitación sexual proveniente del tocar el pelo.

Dacrofilia: excitación al lamer, untarse o hasta beber lágrimas.

Ecdemolagnia: Deseo de viajar o estar lejos del hogar.

Ecouteurismo: Escuchar sin consentimiento a otras personas que mantienen relaciones sexuales.

Ecdiosis: Excitación producida al desnudarse ante desconocidos.

Efebofilia: Atracción sexual de una persona adulta hacia un adolescente o joven en la etapa postpuberal.

Electrofilia o electrocutofilia: Atracción por la electricidad y las descargas eléctricas.

Elefilia: Atracción obsesiva por determinados los tejidos.

Emetofilia: Atracción por vómito o el acto de vomitar.

Enditofilia o enditolagnia: Excitación producida por ver a la pareja vestida.

Eonismo: Deseo de ponerse ropas del sexo opuesto.

Erotofonofilia: Atracción por realizar llamadas telefónicas (normalmente anónimas) utilizando lenguaje erótico u obsceno.

Eopareunia: Situación en la que una persona muy joven mantiene relaciones sexuales.

Erotomanía o síndrome de De Clerambault: Creencia ilusoria de que otra persona, generalmente de un estatus social superior, está enamorada de ella.

Escatofilia: Atracción sexual por las heces. En su grado extremo, hablamos de coprofagia.

Escatofilia telefónica: Sólo se pude establecer por medio de llamadas telefónicas, las cuales pueden ser a personas conocidas o no, en este caso no se trata de llamadas eróticas, más bien son del tipo amenazante o insultante.

Erotolalia: Estimularse sexualmente solamente hablando sobre sexo.

Escopofilia: Instinto o movimiento compulsivo hacia la contemplación placentera de otras personas, ya sea en la vida real o en el cine.

Espectrofilia: Atracción producida por la imagen reflejada en el espejo.

Estigmatofilia: Atracción producida por el hecho de que la pareja tenga tatuajes, agujereamientos (píercing), sacrificios o cicatrices.

Eufilia: Atracción por las buenas noticias.

Exhibicionismo: El placer sexual se obtiene al asustar o crear pánico a otros mediante la exposición por sorpresa del cuerpo desnudo (o de alguna de sus partes).

Exofilia o neofilia: atracción ante lo inusual, bizarro o que sale de la norma.

Falofilia: Implica una gran atracción sexual por un pene erecto de dimensiones extraordinarias.

Fermininofilia: Atracción por las personas u objetos feos.

Fetichismo, parcialismo o idolismo: Necesidad de utilizar objetos o talismanes de la pareja para poder excitarse.

Flatofilia: Atracción por el olor de los gases intestinales propios o de la pareja.

Fonofilia: Se trata de la necesidad de escuchar dichas palabras obscenas durante el acto sexual.

Formicofilia: Atracción por el reptar de insectos o pequeños animales (Caracoles, gusanos, etc.) sobre los genitales, el área perineal y los pezones.

Fratrilagnia: Atracción por las relaciones sexuales incestuosas o al imaginar el sexo con un hermano o hermana.

Frotismo, froteurismo o tocheurismo: La persona obtiene placer sexual frotando sus genitales contra personas desconocidas en una multitud.

Furtling: Excitación producida al introducir un dedo a través de un agujero cortado en la zona genital de una foto o dibujo.

Galactofilia: Atracción por beber leche del pecho de una mujer.

Gerontofilia: Atracción sexual de una persona joven por otra de edad mucho mayor.

Ginonudomanía: Compulsión por arrancar violentamente las ropas a la pareja.

Gimnofilia o nudomanía: Excitación producida por la desnudez.

Ginemimetofilia: Atracción sexual por los travestis o por hombres que se visten o comportan como mujeres.

Gomfipotismo: Excitación provocada por los dientes.

Grafolagnia, iconolagnia o pictofilia: La consecución del estímulo sexual se produce únicamente ante fotos, videos o cuadros eróticos. Puede darse sólo o en presencia de la pareja.

Graofilia, matronolagnia o anililagnia: atracción sexual de una persona joven por una mujer de edad mucho mayor.

Gregomulcia: Excitación al ser manoseado por una persona desconocida en una multitud.

Harpaxofilia: Atracción producida a ser asaltado o robado con violencia.

Hematofilia: Excitación por ver tocar o beber la sangre.

Hemotigolagnia: Atracción sexual por los tampones usados.

Hibristofilia: Apetencia sexual desorbitada por tener relaciones con violadores, asesinos o criminales.

Hidrofilia: Atracción producida por el agua.

Hierofilia: Atracción sexual por personas u objetos sagrados, como por ejemplo las cruces.

Hifefilia: El placer sexual se obtiene al tocar, sentir o rozar contra la piel los objetos ajenos como ropa, cabellos, piel, etc. Habitualmente, se trata de objetos utilizados en las principales zonas eróticas del cuerpo de la pareja como ropa íntima.

Higrofilia: Atracción por los fluidos corporales en general.

Hipnofilia: Excitación producida al contemplar a personas dormidas.

Hirsutofilia: Del latín hirsutus “vello aspero” y del griego filia “amor”. Se trata de una la parafilia que se refiere a la atracción por el vello corporal.

Homiliofilia: Placer derivado de predicar un determinado credo o religión a personas débiles, sencillas, crédulas o inocentonas.

Homofilia: Del Griego homos (igual) y philia (atracción). Atraccion sexual por personas del mismo sexo.

Infantalismo (anaclitismo) : La única excitación proviene de imitar el comportamiento de un niño o de realizar actividades propias de la infancia.

Ipsofilia: Atracción sexual sólo por uno mismo.

Jactitafilia: Placer experimentado al relatar las propias hazañas sexuales.

Juvenalismo o juvenilismo: Excitación producida en personas adultas por el hecho de representar la etapa juvenil del desarrollo y ser tratado como tal por la pareja.

Keraunofilia: Excitación producida por los rayos y los truenos.

Knissofilia: Parafilia de quien siente placer al oler el incienso que se suele utilizar en las misas.

kleptofilia o kleptolagnia: Es el hecho de tener que robar para lograr el deseo erótico. La excitación erótica se obtiene del hecho de entrar y robar ilícitamente la morada de un desconocido o pareja potencial.

Knismolagnia: excitación sexual producida por las cosquillas.

Lactafilia: Atracción por los pechos en periodo de amantamiento. También se refiere se refiere a la excitación sexual provocada al mirar a una mujer lactando o al ser amamantado.

Latronudia: Excitación por desnudarse ante el médico, generalmente fingiendo una dolencia.

Lectolagnia: Excitación producida durante la lectura de textos de contenido erótico.

Leptosadismo: Se trata de una forma suave del sadismo.

Levofilia: Atracción por lo objetos que se encuentran a la izquierda del cuerpo.

Ligirofilia: Atracción por los ruidos fuertes.

Ligerastia: Se dice de las personas que necesitan la total oscuridad para poder excitarse.

Logizomecanofilia o logisomecanofilia: Atracción hacia los ordenadores.

Macrofilia: Atracción por las personas grandes o rollizas.

Macrogenitalismo: Excitación vinculada con un macrofalo (pene muy grande).

Maieusiofilia: Atracción por las mujeres embarazadas.

Maniafilia: Atracción por la locura.

Martimaclia (martymachlia): Excitación al ser observado por otras personas durante la relación sexual.

Masoquismo o duololagnia: El placer sexual se obtiene ligado a la propia humillación, tortura, abuso o sufrimiento físico (al recibir cachetes, latigazos, pellizcos, etc.) o moral. Se diferencia de la algomanía por la presencia del componente erótico.

Melolagnia: Excitación sexual provocada por la música (no necesariamente tiene que ser música con letras eróticas).

Menstruofilia o menofilia: Atracción por las mujer en el periodo de la menstruación.

Merintofilia: Excitación sexual producida al estar atado.

Metalfilia: Atracción por el metal y los objetos metálicos.

Microfilia: Atracción sexual por las personas pequeñas o enanas.

Microgenitalismo: Excitación por los penes pequeños (Menos de 10 cm).

Mixoscopía o escoptolagnia: Excitación producida al observar abiertamente a otras personas realizando el acto sexual. Se diferencia del voyeurismo en que en este caso, las personas se saben observadas.

Morfofilia: Atracción por personas con ciertas características físicas prominentes o elementos destacados de la pareja (sólo rubios, sólo obesos, mujeres con grandes pechos, un lunar etc.)

Moriafilia: Excitación producida al contar o escuchar chistes con contenido sexual.

Nafefilia: Excitación por tocar o ser tocado por otras personas.

Nanofilia: Atracción sexual por las personas pequeña o enanas.

Narratofilia: La excitación sexual se consigue al relatar o imaginar historias eróticas o utilizar vocabulario obsceno en presencia de la pareja.

Necroclesis: Atracción por realizar el acto sexual con un cadáver femenino.

Necrofilia:Atracción hacia los muertos o perversión sexual de quien obtiene placer erótico con cadáveres.

Negrofilia: atracción hacia personas de color.

Neofilia: Atracción por lo nuevo o exótico. También se refiere a los individuo que presenta una atracción compulsiva hacia los objetos de última tecnología.

Nepiofilia o nepiolagnia: El placer sexual se obtiene cuando la pareja es un niño del sexo opuesto.

Nepirastia: Excitación producida por tener alzado a un bebé.

Nictofilia: Atracción a la oscuridad.

Ninfofilia o Lolitismo: Atracción que algunos hombres sienten por las adolescentes o las niñas que están a punto de tener su primera regla. Su equivalente masculino se llama efebofilia.

Ninfomanía: Hipersexualidad femenina. En latín también se la llamaba furor uterinus. Se trata de un apetito sexual exagerado de la mujer.

Nomatofilia: Atracción por los nombres.

Normofilia: Excitación exclusiva por los actos considerados normales por la propia religión o sociedad.

Nosolagnia: Excitación proveniente de saber que la pareja padece una enfermedad terminal.

Oclofilia: Excitación ante una multitud de personas reunidas.

Octofilia: Atracción hacia la figura del 8.

Odaxelagnia: Excitación producida al morder o ser mordido por la pareja.

Odofilia: Excitación producida por los viajes.

Ofidiofilia: Atracción hacia las serpientes y reptiles en general.

Ofolagnia: Excitación producida por canciones o ruidos eróticos.

Olfatofilia o Olfactofilia: Atracción por el olor de distintas partes del cuerpo de la pareja, en especial el de las zonas erogenas.

Omolagnia: Excitación provocada al contemplar la desnudez.

Ornitofilia o avisodomía: Afición por las aves.

Ortofilia: Atracción por la propiedad.

Osmolagnia: Excitación producida por los olores.

Otofilia: Atracción por las orejas.

Ozolagnia: Excitación producida por olores fuertes.

Partenofilia: Atracción por las personas vírgenes.

Parcialismo: Atracción por una parte concreta del cuerpo de la pareja que no tenga connotaciones sexuales explícitas, como por ejemplo pies, manos, etc.

Peodeictofilia o Peodeiktofilia: El placer se obtiene al provocar sorpresa, desmayo, shock o pánico en un desconocido tras la exhibición ilícita del pene.

Pederastia: Sostener sexo anal entre un hombre viejo y uno joven.

Pediofilia: Atracción por las muñecas.

Pedofilia: Atracción sexual por los niños.

Picacismo: Excitación sexual al introducirse alimentos en alguna de las cavidades del cuerpo con el fin de que la pareja los recupere con la boca.

Pictofilia: Excitación sólo ante fotos o cuadros eróticos.

Pigofilia o pigotripsis: Placer producido por el contacto o roce con las nalgas.

Pigmalionismo, agalmatofilia, galateísmo o monumentofilia: Atracción sexual por estatuas o maniquíes desnudos. Proviene de Pigmalión, personaje mitológico griego que se enamoró de una estatua de su propia creación.

Pirofilia o Pirolagnia: Atracción por el fuego o los incendios.

Podafilia: Es una variante del parcialismo en la que el estímulo fetichista son los pies (pódos).

Polyiterofilia: Necesidad de tener una serie de parejas sexuales consecutivas antes de conseguir el orgasmo.

Ponifilia: Atracción por los ponis.

Pornolagnia: Frecuentar la compañía de prostitutas o preferencia por cohabitar con ellas.

Pornofilia (del griego “porno”, ramera y “philos”, amante): Atracción por todo lo relacionado con la prostitución y simpatía hacia sus profesionales.

Psicrofilia: Excitación producida por el frío o al ver a personas con frío.

Pubefilia o ginelofilia: Excitación producida al contemplar o acariciar el vello pubiano.

Pungofilia: Necesidad de ser pinchado para obtener placer sexual.

Quinunolagnia: Excitación sexual producida al ponerse en situaciones de peligro.

Rabdofilia: Atracción por ser flagelado.

Renifleurismo: Desviación sexual en la que la excitación es debida al olor de la orina.

Retifismo: Atracción por los zapatos.

Ripofilia: Atracción por la suciedad.

Sadismo: La experimentación del placer erótico se produce al provocar dolor físico o humillación en la pareja.

Sinforofilia o simforofilia: Excitación sexual por organizar, presenciar o imaginar un desastre o accidente.

Salirofilia: Excitación producida al ingerir la saliva o el sudor de la pareja.

Saliromanía: Deseo por ensuciar o dañar el cuerpo o la ropa de la pareja.

Simforofilia: Provocar un accidente y presenciarlo es causa de excitación sexual.

Somnofilia: Atracción por acariciar y realizar sexo oral con una persona dormida hasta despertarla. Sin utilizar la violencia.

Sudorofilia: Atracción por el sudor.

Tafefilia: Excitación proveniente de ser enterrado vivo.

Telefonofilia: Afición exagerada por las conversaciones telefónicas.

Tesauromanía: Afición por recolectar objetos pertenecientes a la persona amada.

Thlipsosis o zlipsosis: Excitación proveniente de los pellizcos.

Toucherismo: Estímulo que se produce al tocar a personas desconocidas.

Tragolimia: Deseo sexual compulsivo sin tener en cuenta el atractivo de la pareja.

Transexualidad: deseo obsesionante y consciente de cambiarse sexo.

Transvestofilia: La estimulación sexual depende del hecho de vestir prendas, especialmente prendas interiores, del otro sexo.

Triolismo: La excitación depende de observar abiertamente a la propia pareja teniendo relaciones con una tercera persona.

Traumatofilia: Se trata de un estado psicológico en el que el individuo siente placer con las lesiones o intervenciones quirúrgicas.

Tripsofilia o tripsolagnia: Excitación producida al ser masajeado o al hacerse lavar el cabello.

Undinismo: Excitación sexual producida por el vaivén del mar.

Uretralismo: Introducción de objetos en la uretra. Puede ser de tipo autosexual, heterosexual u homosexual.

Urofilia, urolagnia u ondinismo: Atracción por ver orinar o ingerir orina.

Vampirismo: Excitación sexual producida por la extracción de sangre.

Vincilagnia: Excitación por hacerse atar.

Vorarefilia: Las personas encuentran el orgasmo con la fantasía de ser comida en vida o devorando a otra persona.

Voyeurismo: Excitación producida al ver a otras personas realizando el acto sexual de manera subrepticia, es decir, que quienes son observados no lo saben.

Xenofilia: Atracción por los extranjeros.

Xenoglosofilia : Preferencia por las lenguas extranjeras.

Zelofilia: Atracción producida por el sentimiento de envidia.

Zemifilia: Atracción por los topos.

Zoofilia (bestialismo): Afición por los animales. También se refiere al placer sexual que se obtiene al mantener relaciones sexuales con animales.

 

UN ESCRITOR…

PLUMA Y TINTERO

Para todos aquellos que me escriben al blog, preguntándome como iniciar su propio blog y como pueden empezar a escribir buenas publicaciones, retomo este mensaje que nos manda Mauricio Carrera, quien nos da algunos puntos claves para poder ser buenos “ESCRITORES”. Lo comparto con ustedes y espero que les sirva mucho, como a mi.

UN ESCRITOR

Si eres un escritor, escribe. El escritor no nace, se hace. Primero vive y después escribe. Lo supo Robert Louis Stevenson: “Tenemos tanta prisa por escribir y dejar oír nuestra voz en el silencio de la eternidad, que olvidamos lo único realmente importante: vivir”

Si no te gusta tu propia vida, felicidades: la literatura te brinda la posibilidad de vivir otros ámbitos, otras voces, otras vidas.

“Escribir libros es un triste consuelo de la no adaptación a la vida” (José Vasconcelos)

Al escribir tienes una ventaja sobre la vida. Lo que escribes puedes mejorarlo, corregirlo, tachonearlo o tirarlo a la basura. La vida no admite borradores porque es tinta única. Lo que hiciste ya no puedes cambiarlo ni suprimirlo ni enmendarlo. En literatura, antiguamente, el lápiz se usaba por sus dos extremos: la punta de grafito para escribir y la goma para borrar. Hoy, en tu computadora, recuerda que hay una tecla importante: delete.

Desconfía de las escuelas de escritores. La verdadera escuela de escritores eres tú mismo cuando lees, cuando escribes, cuando vives.

Emula a Sherezade: escribe para no morir.

No permitas que nadie te diga: “Haz algo de provecho”. Defiende con pasión e inteligencia tu derecho a bien gastar o malgastar tu tiempo en leer o escribir.

En el camino de los escritores frustrados está lleno de buenas intenciones. El verdadero escritor no piensa y alardea que tiene una obra maestra en la punta de la lengua o en la cabeza: la escribe.

No escribas para los demás. El que dirán no importa al verdadero escritor. Lo que otros quisieran que fueras déjalo a las telenovelas o a los libros de autoayuda. El yo sincero es lo que cuenta ante ese misterio: la página en blanco.

La página en blanco es un mito. Solo sirve para espantar a los escritores. Es el coco, el boogeyman de la literatura. Créeme: no hay página en blanco, solo ausencia de trabajo, de disciplina, de ganas de tener talento. Escribir es escribir. No hay de otra.

Recuerda a los antiguos: nulla dies sine linea. Así no dejes pasar tus días sin haber escrito, por lo menos, un renglón. Así se escriben las obras completas, por acumulación de días y de líneas.

Ciudad de México, 1959.

Anuncios