UN ESCRITOR…

PLUMA Y TINTERO

Para todos aquellos que me escriben al blog, preguntándome como iniciar su propio blog y como pueden empezar a escribir buenas publicaciones, retomo este mensaje que nos manda Mauricio Carrera, quien nos da algunos puntos claves para poder ser buenos “ESCRITORES”. Lo comparto con ustedes y espero que les sirva mucho, como a mi.

UN ESCRITOR

Si eres un escritor, escribe. El escritor no nace, se hace. Primero vive y después escribe. Lo supo Robert Louis Stevenson: “Tenemos tanta prisa por escribir y dejar oír nuestra voz en el silencio de la eternidad, que olvidamos lo único realmente importante: vivir”

Si no te gusta tu propia vida, felicidades: la literatura te brinda la posibilidad de vivir otros ámbitos, otras voces, otras vidas.

“Escribir libros es un triste consuelo de la no adaptación a la vida” (José Vasconcelos)

Al escribir tienes una ventaja sobre la vida. Lo que escribes puedes mejorarlo, corregirlo, tachonearlo o tirarlo a la basura. La vida no admite borradores porque es tinta única. Lo que hiciste ya no puedes cambiarlo ni suprimirlo ni enmendarlo. En literatura, antiguamente, el lápiz se usaba por sus dos extremos: la punta de grafito para escribir y la goma para borrar. Hoy, en tu computadora, recuerda que hay una tecla importante: delete.

Desconfía de las escuelas de escritores. La verdadera escuela de escritores eres tú mismo cuando lees, cuando escribes, cuando vives.

Emula a Sherezade: escribe para no morir.

No permitas que nadie te diga: “Haz algo de provecho”. Defiende con pasión e inteligencia tu derecho a bien gastar o malgastar tu tiempo en leer o escribir.

En el camino de los escritores frustrados está lleno de buenas intenciones. El verdadero escritor no piensa y alardea que tiene una obra maestra en la punta de la lengua o en la cabeza: la escribe.

No escribas para los demás. El que dirán no importa al verdadero escritor. Lo que otros quisieran que fueras déjalo a las telenovelas o a los libros de autoayuda. El yo sincero es lo que cuenta ante ese misterio: la página en blanco.

La página en blanco es un mito. Solo sirve para espantar a los escritores. Es el coco, el boogeyman de la literatura. Créeme: no hay página en blanco, solo ausencia de trabajo, de disciplina, de ganas de tener talento. Escribir es escribir. No hay de otra.

Recuerda a los antiguos: nulla dies sine linea. Así no dejes pasar tus días sin haber escrito, por lo menos, un renglón. Así se escriben las obras completas, por acumulación de días y de líneas.

Ciudad de México, 1959.

    • Carlos Ponce
    • 4/04/13

    Realmente inspirador. Escribir y nada mas, dudar de nuevo, jamas.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: