Solo di “HOLA”.

Llevo bastante tiempo con este blog, y nunca he compartido nada personal o algo que haya pasado en mi vida diaria. Pero ya que la respuesta de ustedes con sus comentarios y lo popular que se ha vuelto el Blog les contare algo que me ha alegrado mucho.

En nuestras vidas pasan muchas cosas todos los días; algunos triunfos, muchas derrotas, nuevas metas y a lo mejor renacen sueños que parecían olvidados. Pero siempre algo parece venir a derribar eso, llega con la intención de romper el equilibrio del todo. Puede ser la partida de alguien, un rompimiento amoroso, la muerte de un ser querido o simplemente la tristeza de creer que estas solo. Es difícil tener el control de la vida, podemos tomar decisiones, malas o buenas, pero el control solo lo obtenemos cuando decidimos actuar; sí lo sé, suele ser confuso y da miedo tomar esa decisión, es complicado armarse de valor y decir lo que queremos a la persona que queremos o simplemente hablar con nuevas personas por el simple hecho de que tenemos ganas de conocerlas. Pero a veces, solo es necesario decir “HOLA”.

Desde que puedo recordar, he tenido una debilidad por el amor y la melancolía. Y yo creo que esas dos cosas están íntimamente interrelacionadas. “Amor y Tristeza”, existen en el mismo espacio. Hay una razón por la que los cineastas usan en sus películas románticas el término feliz/triste para describir esos momentos que nos mueven, que nos hinchan, que nos hacen atragantarnos de emoción y todos decimos algo como: “No estoy seguro si eso me hace feliz o me hace triste… realmente no puedo saberlo”.

La primera cosa que amamos de la película es la escena la cual es vista por primera vez en partes divididas y lo que nunca ha sido visto, es devorado por los ojos. Es distinto, abrupto, es enmarcado, ya es un recuerdo… y esta es la línea que realmente me llega, esta idea de que somos “golpeados” por el Amor y ya es inmediatamente un recuerdo, el momento está pasando y tu ya estás advirtiendo el hecho de que el momento va a terminar. Este entrelazamiento de melancolía, de pérdida que está literalmente incrustada en la experiencia del éxtasis. Es lo tan único y fascinante sobre el amor pero también es lo que hace tan trágico. “Amor; La solución romántica para el problema de la muerte”.  Esto hace que nuestros amantes actúen como estándares en el manejo de la etapa de la resurrección donde el peregrino sin fe puede morir y vivir de nuevo. Esta estimulación de muerte y de volver a nacer nos permite finalmente convertir a nuestros amantes en dioses y diosas y ser salvados por ellos. Es toda canción de pop, es toda película romántica que hemos visto. Conocemos el sentimiento que nos mueve hasta las lágrimas pero a quién le importa seguimos enganchados!

Camus dijo una ocasión: “La vida debe ser vivida hasta el punto de las lágrimas”. Así que enamórate o muere intentándolo… ok?.

Perdón por no contar lo que había prometido… Sean felices.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: