Posts Tagged ‘ sexo ’

No me preguntes por qué… (Don´t ask me why)

Cuantas veces hemos sufrido al ser juzgados por otras personas, esperando su aprobación, esperando ser aceptados; como esperando un veredicto si estamos bien o estamos mal. Cuantas veces hemos mirado a otras personas que al ser un poco diferentes, los juzgamos, juzgamos su comportamiento, su lenguaje, su forma de vestir. Pero el amor no juzga, no critica, no lastima. El amor solo nos dice que agarremos nuestras maletas y empecemos a volar, que te falta mucho vivir antes de morir…

Vídeo : https://www.youtube.com/watch?v=1yuHsYNmeeY#t=269

 

“El Orden de las Cosas”

Inútil y triste es esperar que la vida cambie por sí misma porque no existe el valor para cambiar el orden de las cosas, ese orden nefasto que puede envenenar generación tras generación. La esperanza de avanzar y querer cambiar nuestra vida, es esa capacidad para tomar grandes decisiones en el momento adecuado y así, impedir una vida de temor.

Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=hfGsrMBsX1Q

María se negó a tener sexo y casi la matan.

marialuz764-1-440x293.

“Decimos que sí y somos unas cualquiera. Decimos que no y nos intentan matar. Ésta es mi historia, la historia de un ‘no’. Un ‘no’ que casi me lleva a la muerte”, dice María Salgado Palacios, a sólo cuatro días de que su agresor comparezca en el Juzgado Oral.

Su caso, uno entre miles, es seguido por cientos de personas a través de las redes sociales y medios de comunicación.

“Lo que me pasó me ha dado una voz”, dice, y no la quiere desperdiciar.

Cuando Lucero decidió contar en Facebook la golpiza que sufrió de parte de un conocido con el que se negó a tener relaciones sexuales, lo hizo primero en el círculo cerrado de sus amistades.

“Más que por denunciar, quería que mis amigas se dieran cuenta de que el problema es más grave de lo que piensan, porque no le damos importancia si vemos un empujón entre novios y eso no es normal”, señala.

Ante la avalancha de comentarios, mensajes de solidaridad y, sobre todo, historias similares que numerosas jovencitas y mujeres le han narrado, Lucero dice que de ahora en adelante quiere ayudar a otras víctimas de violencia a denunciar, “pero plenamente informadas, que sepan los derechos que tienen, que no vayan solas y que las autoridades no las ignoren sólo porque no saben lo que tienen que hacer, hasta que se haga justicia”.

Ella misma aún espera justicia.

La madrugada del pasado jueves 12, Miguel Ángel Jasso –a quien conoció a través de un amigo mutuo– le ofreció llevarla a su casa después del trabajo, pero esa invitación se transformó en una pesadilla cuando ella se negó a tener relaciones sexuales con él.

Miguel Ángel tomó hacia la carretera a Dolores Hidalgo, y en un camino rural la golpeó brutalmente en la cara, brazos y el cuerpo. Lucero alcanzó a arañarlo en la cara y él huyó, pero kilómetros adelante se accidentó cuando regresaba a la ciudad.

Ambos se encontraron en el Hospital General. Lucero esperaba el arribo de un agente del Ministerio Público (MP), mientras Miguel Ángel era atendido por heridas sufridas tras el percance automovilístico. Ella lo identificó plenamente ante las autoridades ministeriales y el personal del hospital. Al sujeto se le tomaron fotografías y luego se retiró del nosocomio.

Lucero interpuso la denuncia penal y le ofrecieron llamarle en un par de días para realizar el peritaje psicológico. Acudió al MP cuando se cumplía una semana, porque nadie le llamaba y quería conocer el estado de la carpeta de investigación.

“Los licenciados que estaban ahí me dijeron que para qué me serviría a mí (la carpeta), que regresara con mi licenciado para que se la mostraran a él, que yo para qué la quería”, relata a Apro.

Como siguiente paso compartió su testimonio en su muro de Facebook, que fue retomado por algunos de sus conocidos y posteriormente por medios locales. Sólo pasó un día de eso cuando recibió la llamada para que acudiera al Ministerio Público, a las ocho de la noche, a fin de que le practicaran el esperado peritaje.

Después de una semana, en un comunicado la Procuraduría General de Justicia del estado anunció que había concluido las diligencias y que requirió al Juzgado Oral que citara al agresor a la audiencia de formulación de imputación, el próximo lunes 30 por la mañana.

Los días de espera le han dado a la joven de 18 años la posibilidad de adquirir plena conciencia de que es una sobreviviente de feminicidio, como ella lo definió el sábado 21, al acudir a la marcha por la erradicación de este delito en Guanajuato.

“Guanajuato es una sociedad bien chiquita, retrógrada. Que se vea que una víctima denuncie lo que pasó y lo exponga es rarísimo. No es algo que haya pasado a una comunidad a muchos kilómetros de aquí, pasó en la ciudad y puede pasar con nuestras amigas, nuestras hermanas. Tenía un poco de miedo de lo que algunas personas iban a decir, que si era mi culpa, que por qué andaba con ese muchacho o a esas horas. Estaba segura de que habría dos o tres personas que pondrían este tipo de comentarios, pero me preparé mucho, tuve mucho apoyo de mis hermanas”.

Lucero conoce de primera mano a otras jóvenes que han sufrido algún tipo de violencia infligida por sus novios, “aunque sea un jalón”, y no dicen nada.

“Yo pensé: no debemos quedarnos calladas, no es que sea tu culpa o que es algo de lo que debes avergonzarte. Es lo que le pasa a muchas, reciben una bofetada y les da vergüenza decirlo, pero que no se dejen”.

–¿Estabas consciente de esa violencia? ¿Te interesaba el tema?

– Unas semanas antes había visto varias notas sobre los feminicidios en Guanajuato, y la posición que había tomado el gobernador. Vi lo de la niña que violaron en Tamazuca. Estaba familiarizada, pero después de lo que me pasó, varias mujeres se me acercaron y me compartieron que les había pasado también. Casos menores o peores que los míos, aunque eso no debería de importar.

“Es impresionante ver a todas las mujeres cuyos casos han quedado archivados, y pues obviamente comprendo la impotencia que sienten con el desempeño de todo el sistema judicial, porque me contaron de casos peores, de mujeres asesinadas, en que sus carpetas (de investigación) se archivaron”, apunta.

En particular recuerda haber leído meses atrás el caso de Luz María, una chica de 14 años que fue encontrada muerta en un arroyo en la ciudad de León, cubierta con unas piedras y llantas. El dictamen de las autoridades ministeriales fue que la muchacha falleció a consecuencia de un infarto.

“Me impactó mucho que les hayan dicho a sus familiares que murió de un infarto y que a su papá no lo hayan dejado hacer una prueba de ADN porque costaba muchísimo dinero. Si las autoridades están haciendo lo que deberían de hacer en todos los casos, pues ha sido de una manera muy ineficiente”.

–¿Denunciar hace una diferencia? ¿Vale la pena?

–Yo creo que sí. Yo lo expuse, di la cara y el Ministerio Público ha sentido presión y ha hecho lo que se supone que debería de hacer, pero el proceso es muy deficiente. Te dicen: ‘regresa después’ o ‘nosotros te llamamos’, y cuántas mujeres no tienen la conciencia o el conocimiento o el valor para volver y preguntar, y cuántos de esos casos se quedan archivados, les dan el carpetazo.

Con más de mil seguidores en Facebook y más de 15 mil firmas recabadas hasta la fecha, que enviarán en una carta dirigida al procurador Carlos Zamarripa para pedir justicia, Lucero piensa mucho en las acciones que emprenderá en el futuro.

“Lo platiqué con el Centro Las Libres –dirigido por Verónica Cruz Sánchez– y quiero abrir un centro de capacitación de mujeres, que no tienen que ser psicólogas o abogadas, para acompañar a otras víctimas de abuso, que puedan ayudarlas a ir al Ministerio Público sabiendo cuáles son sus derechos, cuáles son los pasos que deben dar. Porque si van las mujeres solas, las víctimas, no pasa mucho.

“Quiero que podamos apoyar a esas mujeres para que sepan qué sigue después de la denuncia, cuánto tiempo tardan en hacer un peritaje. Yo creo que están acostumbrados (las autoridades) a decirle lo mismo a todas las mujeres, porque muchas no saben que tienen el derecho de preguntar y ver cómo va su caso, y que deben darles copia (de su expediente) si la piden”, sostiene.

Es entonces cuando brota de su boca la frase: “a veces agradezco lo que me pasó”.

–¿Por qué?

–Me ha ayudado a darme cuenta de muchos procesos legales por los que tenemos que pasar las mujeres, absurdos, que nos dejan en una condición más vulnerable con todo lo que nos hacen pasar. Aunque los derechos de las mujeres se promueven estamos muy atrasados, porque vivimos en una cultura con un fundamento patriarcal y machista. Lo que me pasó me ha dado una voz. Lo veía en mis amigas y quería decirles, pero esto me ha dado otra voz hacia personas que no conozco, dar este mensaje y unirme a quienes luchan por eso.

Lucero no quiere quedar en el punto final de una historia que termine como “la niña del caso que se resolvió”.
Espera dar el paso que sigue, junto con el Centro Las Libres, incluso para retomar expedientes “que se quedaron en el limbo, que nadie resolvió”. Mientras tanto, sabe que el peligro la acecha.

“La persona que me atacó puede estar aquí, o en Guatemala”, concluye.

VIDEO: Nada Al-Ahdal, la niña yemení de 11 años que huyó de su casa para no casarse.

– “…Prefiero morir a casarme a la fuerza”

.
Nada Al-Ahdal es una niña yemení de 11 años que de pronto saltó a la fama gracias a un vídeo de YouTube donde denuncia que su mamá quiere casarla en contra de su voluntad.

En cuestión de horas, el vídeo ha conmocionado a millones internautas. En él, esta pequeña explica que decidió escapar de casa debido a que su mamá quería forzarla a casarse y menciona que fue amenazada por su propia familia si se atrevía a pedir ayuda.

El vídeo fue publicado por el Instituto de Investigaciones de Medios de Comunicación en Oriente Medio (MEMRI). En su mensaje deja en claro que prefiere morir antes de casarse por la fuerza:

.

“Hola a todos. Quiero agradecer a Mukhtar Al-Sharafi y a Amal. También quiero dar las gracias a los periodistas. Es verdad que he escapado de mi familia. No puedo vivir más con ellos. Basta. Me quiero ir a vivir con mi tío, ¿dónde ha quedado la inocencia de la infancia? ¿Qué han hecho de malo los niños?¿Por qué los quieren casar así?

Yo he conseguido resolver mi problema, pero muchos niños inocentes no pueden resolver los suyos y pueden morir, suicidarse o hacer lo primero que les venga a la mente. Sólo son niños, ¿qué saben ellos? No han tenido tiempo para estudiar ni para nada. No es nuestra culpa. No soy la única. Le puede pasar a cualquier niño. Hay muchos casos como éste. Algunos decidieron lanzarse al mar y ahora están muertos. Esto no es lo normal para un niño inocente […] Denuncié a mi madre en la policía. Les dije que ella quería casarme a pesar de que tengo once años. Me quedaría sin vida, sin educación, ¿acaso no tienen compasión? ¿qué clase de educación les dieron?

Preferiría morir. Prefiero vivir con mi tío que con esa gente. Amenazaron con matarme si pedía ayuda, ¿qué clase de gente trata así a sus hijos? ¿De verdad los haría feliz casarme en contra de mi voluntad? Adelante. Cásenme y me mato, tan simple como eso. No voy a volver con ellos, no lo haré. Han acabado con nuestros sueños, con todo lo que hay dentro de nosotros. Ya no queda nada. Es criminal, sencillamente criminal. Mi tía tenía 14 años (cuando se casó) y duró uno con su marido, después de cubrirse de gasolina y prenderse fuego. La maltrataba con cadenas, se emborrachaba… ¿de verdad os haría felices casarme?

Mamá, familia, créanme cuando les digo esto: he acabado con ustedes. Han arruinado mis sueños”.

Por ahora Nada vive con su tío, quien dio avisó a las autoridades y grabó el video. Sin embargo su situación ejemplifica el drama que viven cientos de niños a quienes por ignorancia, tradición o negocio, son obligados a unir su vida a muy temprana edad, con quienes no desean.

PARAFILIAS… cual es la tuya?

fetichismo
De acuerdo a la definición del diccionario de la Real Academia Española (RAE), una parafilia es un desvío de índole sexual. Se trata de una conducta íntima donde el placer se obtiene mediante una actividad diferente a la relación sexual en sí misma.

Existen más de 250 parafilias, entré ellas:
Abasiofilia: Atracción sexual por personas mutiladas, frecuentemente cojas o paralíticas.

Acomoclitismo: Excitación por los genitales lampiños o depilados.

Acrofilia: Atracción por las alturas o por personas altas.

Acrotomofilia: La excitación sexual se produce por los miembros amputados de la pareja.

Actirastia: Excitación sexual proveniente de la exposición a los rayos del sol o de sentir el calor del sol.

Acucullofilia: Atracción por los penes circuncidados.

Adolescentismo: Vestirse o actuar como un adolescente.

Aerofilia: Atracción por el vuelo y todo los relacionado con volar.

Agalmatofilia, galateísmo, monumentofilia o pigmalionismo: El estímulo erótico se produce con estatuas o maniquíes desnudos.

Agonofilia: Atracción por la lucha con la pareja. Excitación que surge en la pareja después de una pelea física.

Agorafilia: Atracción a los espacios abiertos. En el ámbito sexual, se entiende como la excitación producida por la actividad sexual o el exhibicionismo en lugares públicos.

Agrexofilia: Atracción por el hecho de que la actividad sexual sea oída por otras personas.

Albutofilia: Atracción por los baños, las duchas calientes y en general por el contacto con el agua.

Algofilia: Atracción por sentir dolor. Se diferencia del masoquismo por la ausencia del componente erótico.

Algolagnia: Proviene del griego (algos: dolor, lagneia: placer). Sensación de placer (no sexual) que se obtiene al infligir dolor a otros.

Alopelia: Experimentar un orgasmo sólo viendo a otras personas manteniendo relaciones sexuales.

Alorgasmia: Excitación proveniente de fantasear durante el acto sexual con otra persona que no sea la pareja.

Alotriorastia: Excitación por parejas sexuales de otras razas.

Altocalcifilia: Atracción por los zapatos de tacón alto como fetiche.

Alveofilia: Atracción por tener relaciones sexuales en una bañera.

Alvinolagnia: El placer sexual se obtiene únicamente con el estómago de la pareja.

Amaurofilia: Preferencia por el sexo con personas invidentes o con los ojos vendados.

Amelotasis o Amelotatista: Atracción sexual hacia personas con algún miembro amputado.

Amiquesis: Excitación producida al rascar a la pareja durante el acto sexual.

Amokoscisia: Excitación por el deseo de castigar a la pareja sexual.

Amomaxia: La excitación se consigue al tener relaciones sexuales dentro de un automóvil estacionado.
Anastimafilia: Atracción por las personas obesas.

Androginofilia: Atracción por las personas andróginas, que posee simultáneamente rasgos masculinos y femeninos.

Androidismo: Excitación provocada por muñecos o robots con aspecto humano.

Andromanía o satiriasis: Hipersexualidad masculina o deseo desaforado por la práctica del sexo.S e trata de la versión masculina de la ninfomanía.

Andromimetofilia: Atracción por las mujeres vestidas de hombres o que se comporten como tales.

Anglofilia: Admiración o simpatía por los ingleses o por lo inglés.

Anisonogamia:  Atracción por una pareja sexual mucho más joven o mucho mas mayor.

Anofelorastia: Excitación que se produce al profanar objetos considerados sagrados.

anofilemia:  Atracción por el sexo oral sobre el ano y el perineo.

Antolagnia: Placer obtenido al oler flores.

Apotemnofilia: Excitación sexual producida por la idea de ser amputado.

Arachibutyrophilia: Este es el extraño fetiche por untar a una persona alérgica a la crema de maní con esta sustancia y copular, en un melangerie, con ella y otra persona, viendo cómo su cuerpo se trastorna.

Aracnofilia: Atracción a las arañas.

Asfixiofilia: Los asfixiófilos hallan placer sexual por la asfixia, ya sea viéndola en su pareja o autoproduciéndosela.

Astenolagnia: Atracción por la humildad, la humillación o la debilidad sexual de la pareja.

Astrafilia: Atracción por los truenos y relámpagos.

Audiolagnia: El estímulo principal proviene de la escucha de otras personas realizando el acto sexual.

Autagonistofilia: El placer sexual se produce al ser visto por otras personas durante el acto sexual o ser filmado durante el mismo.

Autoabasiofilia: Atracción por ser cojo por la idea de convertirse en cojo.

Autoasesinofilia: Atracción por la fantasía de ser asesinado o de escenificar la propia muerte.

Autoasfixiofilia: Se trata de una parafilia en la que la excitación sexual se consigue cortándose la respiración durante la masturbación o el coito.

Autocateterismo: El sujeto obtiene placer mediante la introducción de sondas u otros objetos por su propia uretra.

Automisofilia: Atracción por ser degradado, ensuciado o corrompido utilizando ropa sucia, por ejemplo.

Autonepiofilia:  La excitación se produce por utilizar pañales y ser tratado como un bebé.

Autopederastia: Se trata de una parafilia que se da en hombres que sólo encuentran placer introduciendo el pene en su propio ano.

Autoungulafilia: El placer se obtiene al rascarse los propios genitales. En casos extremso puede llegar a producir sangrado.

Avisodomía: Atracción por tener relaciones sexuales con aves.

Axilismo: Masturbación dentro de la axila de la pareja.

Barosmia: Excitación a través del olfato o mediante ciertos olores.

Basoexia: Excitación producida únicamente por los besos.

Belonefilia: Atracción a pincharse y a las agujas.

Biastofilia o raptofilia: Atracción por asaltar violentamente y por sorpresa a alguien contra su voluntad.

Biandria o bivirismo: Relación sexual entre una mujer y dos hombres.

Blastolagnia:  Atracción por mujeres muy jóvenes.

Bondage: Del inglés “to bind”, maniatar. Práctica sexual sadomasoquista en la que uno de los participantes permanece atado.

Botulinonia: Uso de un embutido (salchicha o chorizo) como consolador.

Braquioprosis (erotismo braquioprótico) : Práctica sexual en la que todo el brazo penetra el ano de la pareja.

Bukkake: Excitación sexual sólo al recibir eyaculaciones encima, generalmente en la cara.

Búndling: Del inglés “bundle up”, abrigarse. Excitación por la pareja que duerme en la misma cama vestida y sin tener relaciones sexuales.

Candalagnia, candaulismo o triolismo: Excitación producida al ver a la pareja copulando con otra persona.

Capnolagnia o capnogalia: Excitación producida por ver la manera en que la otra persona fuma.

Catafilia: Excitación sexual del hombre cuando se somete a su pareja.

Cateterofilia: La excitación sexual se consigue con el uso de algún tipo de cateter.

Chezolagnia: La persona únicamente logra excitarse al masturbarse durante la defecación.

Cinofilia o canofilia: Afición por los perros, las exposiciones caninas o la cría y cuidado de los mismos.

Ciprieunia: La persona consigue la excitación sólo al tener relaciones con prostitutas.

Clastomanía:  Tendencia patológica a destruir los objetos como una forma brusca de exteriorizar un impulso. También se entiende como la obsesión por romperle a la pareja la ropa que lleve puesta.

Claustrofilia: Tendencia a permanecer en espacios cerrados, cerrando puertas y ventanas.

Clismafilia:  Excitación erótica provocada por la inyección de alguna sustancia en el recto (como por ejemplo un enema) mientras se realizan juegos sexuales.

Coitolalia: La excitación sexual se produce al hablar durante el acto sexual.

Colpofilia: Atracción hacia los genitales en general.

Consuerofilia: Excitación sexual producida al coserse zonas de la piel con aguja e hilo.

Coprofemia: Placer obtenido al decir obscenidades en público.

Coprofilia: Atracción por ver defecar, ingerir heces o untarse con las heces propias o de la pareja.

Coprolalia: Tendencia patológica a proferir obscenidades.

Corefalismo: La excitación sexual se produce únicamente practicando sexo anal con niñas.

Coreofilia: Atracción por la danza y baile erótico.

Coulrofilia: Atracción hacia los payasos, saltimbanquis o bufones.

Cratolagnia: Excitación provocada por la fuerza de la pareja, Del griego kratos: ‘poder’.

Crematistofilia: Atracción producida al pagar por sexo o ser robado por la pareja sexual durante la relación.

Crematofilia: Atracción por ser quemado o pensar en quemarse.

Criptoscopofilia: Atracción por contemplar la conducta (no necesariamente sexual) de otras personas en la privacidad de su hogar.

Cronofilia: Se trata de una parafilia en la que la edad del sujeto se considera inadecuada con la edad de la persona objeto de la atracción sexual.

Coprofilia: Comer el excremento de la pareja conduce al orgasmo al tipo de personas que presentan esta parafilia

Crurofilia: Atracción por contemplar o acariciar las piernas.

Cunilalia: Excitación obtenida al hablar acerca de los genitales femeninos.

Cyesolagnia: La excitación sexual se consigue únicamente con mujeres embarazadas.

Dacryfilia o dacrilagnia: Se trata de un desorden de tipo psicosexual que se desencadena al ver lágrimas en los ojos de la pareja.

Deipnofilia: Atracción por las conversaciones de sobremesa.

Demofilia: Atracción hacia las multitudes.

Dendrofilia o Dentrofilia: Atracción producida al frotarse contra los árboles o vegetales en general.

Dextrofilia: Atracción hacia los objetos que se encuentran a la derecha del cuerpo.

Dipoldismo: Excitación producida al propinar cachetes en las nalgas a niños.

Dipsofilia: Atracción por beber. Se aplica a cualquier líquido, no solo a bebidas alcoholicas.

Dismorfofilia: Atracción sexual o emocional hacia personas deformadas.

Doogging: Excitación sexual al ser observados practicando sexo al aire libre o en el coche.

Dorafilia: Atracción por la pìel humana o pieles animales, sintéticas o de cualquier otro tipo. Se aplica también a la excitación sexual proveniente del tocar el pelo.

Dacrofilia: excitación al lamer, untarse o hasta beber lágrimas.

Ecdemolagnia: Deseo de viajar o estar lejos del hogar.

Ecouteurismo: Escuchar sin consentimiento a otras personas que mantienen relaciones sexuales.

Ecdiosis: Excitación producida al desnudarse ante desconocidos.

Efebofilia: Atracción sexual de una persona adulta hacia un adolescente o joven en la etapa postpuberal.

Electrofilia o electrocutofilia: Atracción por la electricidad y las descargas eléctricas.

Elefilia: Atracción obsesiva por determinados los tejidos.

Emetofilia: Atracción por vómito o el acto de vomitar.

Enditofilia o enditolagnia: Excitación producida por ver a la pareja vestida.

Eonismo: Deseo de ponerse ropas del sexo opuesto.

Erotofonofilia: Atracción por realizar llamadas telefónicas (normalmente anónimas) utilizando lenguaje erótico u obsceno.

Eopareunia: Situación en la que una persona muy joven mantiene relaciones sexuales.

Erotomanía o síndrome de De Clerambault: Creencia ilusoria de que otra persona, generalmente de un estatus social superior, está enamorada de ella.

Escatofilia: Atracción sexual por las heces. En su grado extremo, hablamos de coprofagia.

Escatofilia telefónica: Sólo se pude establecer por medio de llamadas telefónicas, las cuales pueden ser a personas conocidas o no, en este caso no se trata de llamadas eróticas, más bien son del tipo amenazante o insultante.

Erotolalia: Estimularse sexualmente solamente hablando sobre sexo.

Escopofilia: Instinto o movimiento compulsivo hacia la contemplación placentera de otras personas, ya sea en la vida real o en el cine.

Espectrofilia: Atracción producida por la imagen reflejada en el espejo.

Estigmatofilia: Atracción producida por el hecho de que la pareja tenga tatuajes, agujereamientos (píercing), sacrificios o cicatrices.

Eufilia: Atracción por las buenas noticias.

Exhibicionismo: El placer sexual se obtiene al asustar o crear pánico a otros mediante la exposición por sorpresa del cuerpo desnudo (o de alguna de sus partes).

Exofilia o neofilia: atracción ante lo inusual, bizarro o que sale de la norma.

Falofilia: Implica una gran atracción sexual por un pene erecto de dimensiones extraordinarias.

Fermininofilia: Atracción por las personas u objetos feos.

Fetichismo, parcialismo o idolismo: Necesidad de utilizar objetos o talismanes de la pareja para poder excitarse.

Flatofilia: Atracción por el olor de los gases intestinales propios o de la pareja.

Fonofilia: Se trata de la necesidad de escuchar dichas palabras obscenas durante el acto sexual.

Formicofilia: Atracción por el reptar de insectos o pequeños animales (Caracoles, gusanos, etc.) sobre los genitales, el área perineal y los pezones.

Fratrilagnia: Atracción por las relaciones sexuales incestuosas o al imaginar el sexo con un hermano o hermana.

Frotismo, froteurismo o tocheurismo: La persona obtiene placer sexual frotando sus genitales contra personas desconocidas en una multitud.

Furtling: Excitación producida al introducir un dedo a través de un agujero cortado en la zona genital de una foto o dibujo.

Galactofilia: Atracción por beber leche del pecho de una mujer.

Gerontofilia: Atracción sexual de una persona joven por otra de edad mucho mayor.

Ginonudomanía: Compulsión por arrancar violentamente las ropas a la pareja.

Gimnofilia o nudomanía: Excitación producida por la desnudez.

Ginemimetofilia: Atracción sexual por los travestis o por hombres que se visten o comportan como mujeres.

Gomfipotismo: Excitación provocada por los dientes.

Grafolagnia, iconolagnia o pictofilia: La consecución del estímulo sexual se produce únicamente ante fotos, videos o cuadros eróticos. Puede darse sólo o en presencia de la pareja.

Graofilia, matronolagnia o anililagnia: atracción sexual de una persona joven por una mujer de edad mucho mayor.

Gregomulcia: Excitación al ser manoseado por una persona desconocida en una multitud.

Harpaxofilia: Atracción producida a ser asaltado o robado con violencia.

Hematofilia: Excitación por ver tocar o beber la sangre.

Hemotigolagnia: Atracción sexual por los tampones usados.

Hibristofilia: Apetencia sexual desorbitada por tener relaciones con violadores, asesinos o criminales.

Hidrofilia: Atracción producida por el agua.

Hierofilia: Atracción sexual por personas u objetos sagrados, como por ejemplo las cruces.

Hifefilia: El placer sexual se obtiene al tocar, sentir o rozar contra la piel los objetos ajenos como ropa, cabellos, piel, etc. Habitualmente, se trata de objetos utilizados en las principales zonas eróticas del cuerpo de la pareja como ropa íntima.

Higrofilia: Atracción por los fluidos corporales en general.

Hipnofilia: Excitación producida al contemplar a personas dormidas.

Hirsutofilia: Del latín hirsutus “vello aspero” y del griego filia “amor”. Se trata de una la parafilia que se refiere a la atracción por el vello corporal.

Homiliofilia: Placer derivado de predicar un determinado credo o religión a personas débiles, sencillas, crédulas o inocentonas.

Homofilia: Del Griego homos (igual) y philia (atracción). Atraccion sexual por personas del mismo sexo.

Infantalismo (anaclitismo) : La única excitación proviene de imitar el comportamiento de un niño o de realizar actividades propias de la infancia.

Ipsofilia: Atracción sexual sólo por uno mismo.

Jactitafilia: Placer experimentado al relatar las propias hazañas sexuales.

Juvenalismo o juvenilismo: Excitación producida en personas adultas por el hecho de representar la etapa juvenil del desarrollo y ser tratado como tal por la pareja.

Keraunofilia: Excitación producida por los rayos y los truenos.

Knissofilia: Parafilia de quien siente placer al oler el incienso que se suele utilizar en las misas.

kleptofilia o kleptolagnia: Es el hecho de tener que robar para lograr el deseo erótico. La excitación erótica se obtiene del hecho de entrar y robar ilícitamente la morada de un desconocido o pareja potencial.

Knismolagnia: excitación sexual producida por las cosquillas.

Lactafilia: Atracción por los pechos en periodo de amantamiento. También se refiere se refiere a la excitación sexual provocada al mirar a una mujer lactando o al ser amamantado.

Latronudia: Excitación por desnudarse ante el médico, generalmente fingiendo una dolencia.

Lectolagnia: Excitación producida durante la lectura de textos de contenido erótico.

Leptosadismo: Se trata de una forma suave del sadismo.

Levofilia: Atracción por lo objetos que se encuentran a la izquierda del cuerpo.

Ligirofilia: Atracción por los ruidos fuertes.

Ligerastia: Se dice de las personas que necesitan la total oscuridad para poder excitarse.

Logizomecanofilia o logisomecanofilia: Atracción hacia los ordenadores.

Macrofilia: Atracción por las personas grandes o rollizas.

Macrogenitalismo: Excitación vinculada con un macrofalo (pene muy grande).

Maieusiofilia: Atracción por las mujeres embarazadas.

Maniafilia: Atracción por la locura.

Martimaclia (martymachlia): Excitación al ser observado por otras personas durante la relación sexual.

Masoquismo o duololagnia: El placer sexual se obtiene ligado a la propia humillación, tortura, abuso o sufrimiento físico (al recibir cachetes, latigazos, pellizcos, etc.) o moral. Se diferencia de la algomanía por la presencia del componente erótico.

Melolagnia: Excitación sexual provocada por la música (no necesariamente tiene que ser música con letras eróticas).

Menstruofilia o menofilia: Atracción por las mujer en el periodo de la menstruación.

Merintofilia: Excitación sexual producida al estar atado.

Metalfilia: Atracción por el metal y los objetos metálicos.

Microfilia: Atracción sexual por las personas pequeñas o enanas.

Microgenitalismo: Excitación por los penes pequeños (Menos de 10 cm).

Mixoscopía o escoptolagnia: Excitación producida al observar abiertamente a otras personas realizando el acto sexual. Se diferencia del voyeurismo en que en este caso, las personas se saben observadas.

Morfofilia: Atracción por personas con ciertas características físicas prominentes o elementos destacados de la pareja (sólo rubios, sólo obesos, mujeres con grandes pechos, un lunar etc.)

Moriafilia: Excitación producida al contar o escuchar chistes con contenido sexual.

Nafefilia: Excitación por tocar o ser tocado por otras personas.

Nanofilia: Atracción sexual por las personas pequeña o enanas.

Narratofilia: La excitación sexual se consigue al relatar o imaginar historias eróticas o utilizar vocabulario obsceno en presencia de la pareja.

Necroclesis: Atracción por realizar el acto sexual con un cadáver femenino.

Necrofilia:Atracción hacia los muertos o perversión sexual de quien obtiene placer erótico con cadáveres.

Negrofilia: atracción hacia personas de color.

Neofilia: Atracción por lo nuevo o exótico. También se refiere a los individuo que presenta una atracción compulsiva hacia los objetos de última tecnología.

Nepiofilia o nepiolagnia: El placer sexual se obtiene cuando la pareja es un niño del sexo opuesto.

Nepirastia: Excitación producida por tener alzado a un bebé.

Nictofilia: Atracción a la oscuridad.

Ninfofilia o Lolitismo: Atracción que algunos hombres sienten por las adolescentes o las niñas que están a punto de tener su primera regla. Su equivalente masculino se llama efebofilia.

Ninfomanía: Hipersexualidad femenina. En latín también se la llamaba furor uterinus. Se trata de un apetito sexual exagerado de la mujer.

Nomatofilia: Atracción por los nombres.

Normofilia: Excitación exclusiva por los actos considerados normales por la propia religión o sociedad.

Nosolagnia: Excitación proveniente de saber que la pareja padece una enfermedad terminal.

Oclofilia: Excitación ante una multitud de personas reunidas.

Octofilia: Atracción hacia la figura del 8.

Odaxelagnia: Excitación producida al morder o ser mordido por la pareja.

Odofilia: Excitación producida por los viajes.

Ofidiofilia: Atracción hacia las serpientes y reptiles en general.

Ofolagnia: Excitación producida por canciones o ruidos eróticos.

Olfatofilia o Olfactofilia: Atracción por el olor de distintas partes del cuerpo de la pareja, en especial el de las zonas erogenas.

Omolagnia: Excitación provocada al contemplar la desnudez.

Ornitofilia o avisodomía: Afición por las aves.

Ortofilia: Atracción por la propiedad.

Osmolagnia: Excitación producida por los olores.

Otofilia: Atracción por las orejas.

Ozolagnia: Excitación producida por olores fuertes.

Partenofilia: Atracción por las personas vírgenes.

Parcialismo: Atracción por una parte concreta del cuerpo de la pareja que no tenga connotaciones sexuales explícitas, como por ejemplo pies, manos, etc.

Peodeictofilia o Peodeiktofilia: El placer se obtiene al provocar sorpresa, desmayo, shock o pánico en un desconocido tras la exhibición ilícita del pene.

Pederastia: Sostener sexo anal entre un hombre viejo y uno joven.

Pediofilia: Atracción por las muñecas.

Pedofilia: Atracción sexual por los niños.

Picacismo: Excitación sexual al introducirse alimentos en alguna de las cavidades del cuerpo con el fin de que la pareja los recupere con la boca.

Pictofilia: Excitación sólo ante fotos o cuadros eróticos.

Pigofilia o pigotripsis: Placer producido por el contacto o roce con las nalgas.

Pigmalionismo, agalmatofilia, galateísmo o monumentofilia: Atracción sexual por estatuas o maniquíes desnudos. Proviene de Pigmalión, personaje mitológico griego que se enamoró de una estatua de su propia creación.

Pirofilia o Pirolagnia: Atracción por el fuego o los incendios.

Podafilia: Es una variante del parcialismo en la que el estímulo fetichista son los pies (pódos).

Polyiterofilia: Necesidad de tener una serie de parejas sexuales consecutivas antes de conseguir el orgasmo.

Ponifilia: Atracción por los ponis.

Pornolagnia: Frecuentar la compañía de prostitutas o preferencia por cohabitar con ellas.

Pornofilia (del griego “porno”, ramera y “philos”, amante): Atracción por todo lo relacionado con la prostitución y simpatía hacia sus profesionales.

Psicrofilia: Excitación producida por el frío o al ver a personas con frío.

Pubefilia o ginelofilia: Excitación producida al contemplar o acariciar el vello pubiano.

Pungofilia: Necesidad de ser pinchado para obtener placer sexual.

Quinunolagnia: Excitación sexual producida al ponerse en situaciones de peligro.

Rabdofilia: Atracción por ser flagelado.

Renifleurismo: Desviación sexual en la que la excitación es debida al olor de la orina.

Retifismo: Atracción por los zapatos.

Ripofilia: Atracción por la suciedad.

Sadismo: La experimentación del placer erótico se produce al provocar dolor físico o humillación en la pareja.

Sinforofilia o simforofilia: Excitación sexual por organizar, presenciar o imaginar un desastre o accidente.

Salirofilia: Excitación producida al ingerir la saliva o el sudor de la pareja.

Saliromanía: Deseo por ensuciar o dañar el cuerpo o la ropa de la pareja.

Simforofilia: Provocar un accidente y presenciarlo es causa de excitación sexual.

Somnofilia: Atracción por acariciar y realizar sexo oral con una persona dormida hasta despertarla. Sin utilizar la violencia.

Sudorofilia: Atracción por el sudor.

Tafefilia: Excitación proveniente de ser enterrado vivo.

Telefonofilia: Afición exagerada por las conversaciones telefónicas.

Tesauromanía: Afición por recolectar objetos pertenecientes a la persona amada.

Thlipsosis o zlipsosis: Excitación proveniente de los pellizcos.

Toucherismo: Estímulo que se produce al tocar a personas desconocidas.

Tragolimia: Deseo sexual compulsivo sin tener en cuenta el atractivo de la pareja.

Transexualidad: deseo obsesionante y consciente de cambiarse sexo.

Transvestofilia: La estimulación sexual depende del hecho de vestir prendas, especialmente prendas interiores, del otro sexo.

Triolismo: La excitación depende de observar abiertamente a la propia pareja teniendo relaciones con una tercera persona.

Traumatofilia: Se trata de un estado psicológico en el que el individuo siente placer con las lesiones o intervenciones quirúrgicas.

Tripsofilia o tripsolagnia: Excitación producida al ser masajeado o al hacerse lavar el cabello.

Undinismo: Excitación sexual producida por el vaivén del mar.

Uretralismo: Introducción de objetos en la uretra. Puede ser de tipo autosexual, heterosexual u homosexual.

Urofilia, urolagnia u ondinismo: Atracción por ver orinar o ingerir orina.

Vampirismo: Excitación sexual producida por la extracción de sangre.

Vincilagnia: Excitación por hacerse atar.

Vorarefilia: Las personas encuentran el orgasmo con la fantasía de ser comida en vida o devorando a otra persona.

Voyeurismo: Excitación producida al ver a otras personas realizando el acto sexual de manera subrepticia, es decir, que quienes son observados no lo saben.

Xenofilia: Atracción por los extranjeros.

Xenoglosofilia : Preferencia por las lenguas extranjeras.

Zelofilia: Atracción producida por el sentimiento de envidia.

Zemifilia: Atracción por los topos.

Zoofilia (bestialismo): Afición por los animales. También se refiere al placer sexual que se obtiene al mantener relaciones sexuales con animales.

 

‘Likes’ (me gusta) en Facebook revelan orientación política, sexual y coeficiente intelectual…

Facebook

Un estudio predijo, por ejemplo, si un usuario era homosexual, de acuerdo con sus gustos musicales y programas de televisión favoritos, a las que haya dado clic en “me gusta”.

Los ‘Likes’, clic de ‘me gusta’ en las publicaciones en Facebook, revelan datos del usuario respecto a raza, edad, sexualidad, orientación política y coeficiente intelectual, indicó un estudio divulgado este martes en Estados Unidos.

Con un modelo matemático, científicos lograron diferenciar las preferencias de un 88 por ciento entre hombres y mujeres y con un 95 por ciento de precisión el origen racial de las personas que entraron a la encuesta.

Los algoritmos también lograron exhibir información personal sobre el usuario, como su orientación sexual, si se drogaba, o incluso si sus padres se habían divorciado.

Estos datos pueden ser utilizados con fines comerciales en campañas publicitarias o de marketing, pero también pueden asustar a los usuarios ante la cantidad de datos personales revelados, indicó el estudio, publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (PNAS).

El estudio examinó a 8 mil usuarios de Facebook de Estados Unidos, que ofrecieron voluntariamente sus gustos, perfiles demográficos y resultados de pruebas psicométricas.

Un ejemplo es que los usuarios que se decían “liberales y artísticos” optaban por “Me gusta” para calificar al cantante Leonard Cohen y al escritor Oscar Wilde, mientras que los conservadores preferían las carreras de NASCAR y la película Una suegra de cuidado.

Las predicciones se basaron en gran medida en inferencias; por ejemplo, se predecía que un usuario era homosexual no porque se hiciera clic en sitios sobre el matrimonio gay, sino por sus preferencias en música y programas de televisión.

Cristianos y musulmanes fueron identificados correctamente en el 82 por ciento de los casos y la precisión de la predicción se consideró buena con relación al estado civil y el abuso de sustancias, entre el 65 por ciento y el 73 por ciento.

El informe se conoce en medio de un intenso debate sobre la privacidad en línea y si los usuarios son conscientes de la cantidad de datos personales que se recopilan sobre ellos. Otro estudio reciente mostró que los usuarios de Facebook comenzaron a compartir datos más íntimos después de que el gigante de las redes sociales renovara su interfaz y su política de privacidad.

Para proporcionar más datos sobre la investigación los científicos crearon una aplicación de Facebook, “You Are What You Like” (Uno es lo que le gusta), que proporciona una evaluación de la personalidad del usuario.

La aplicación anterior fue desarrollada por David Stillwell de la Universidad de Nottingham y Michal Kosinski Universidad de Cambridge , quienes también analizan los datos que se proporcionan en Facebook para hacer predicciones y catalogar rasgos en común de las personas.

(Con información de youarewhatyoulike.com y pnas.org)

Enrique Peña Nieto y San Salvador Atenco. RELATOS de las Torturas Sexuales.

.

Estos son los relatos de lo que hizo el Gobierno de Enrique Peña Nito en el Estado de México en el Caso de San Salvador ATENCO.

.
“Venía un señor que yo escuchaba que traía rotas las costillas, venía otro señor bien ensangrentado y otro así con sus manos todas flojas, como caídas”.
.
“De mí abusaron sexualmente. Al yo negarme del abuso, me golpearon todo lo que pudieron”.
.
“A las mujeres nos trataron como un botín, como decir: ¡Ah! Aquí están seis mujeres, y todos los hombres encima de ellas”.
.
“A mi pareja los policías le gritaban: ¿Así te la coges güey?, cuando me estaban haciendo cosas a mí”.
.
“Yo traía mi espalda bien marcada, un ojo me lo cerraron de una patada; aún me duele la espalda, la columna”.

.
“Decían que ahora en una barranca nos iban a aventar, nos iban a matar, que estábamos solos, que a ver que dónde estaban los machetes”.
.
“Cuando recibí el primer golpe, ahí me salieron mis dientes”.
.
“A la fecha no he conocido a los que secuestré y ¿con qué lo voy a secuestrar si soy campesino, ¿con mi pala, mi azadón, mi machete?”
.
“Al señor Arnulfo Pacheco le pegaron a pesar que hasta los vecinos les decían: ¡No se lo lleven…! ¡El señor no puede caminar!”
.
“Llegando al camión me cargan tres policías y me avientan a una montaña humana, de gente. Así, una montaña humana, nos van aventando”.
.
“A una compañera le decían que… que les dijera ‘vaquero’, ¿no? y mientras ellas decían ;no’, más le pegaban, le pegaban”.

“Ya de tanto golpe, ya la compañera decidió hacerlo y dijo ‘vaquero’ y todos los policías se ríen, ¿no?, sí, como si fuera un juego”.

.
“Uno me sacó el aire, y me caí al suelo, y dijo ‘Ya está llorando este güero’ en tono burlón”.
.
“Nos subieron a una camioneta, y luego a un camión. El camión olía a sangre, había un charco de sangre”.
.
“Todos los policías te querían dar un golpe, veías como corrían”.
.
“Íbamos 54 personas en el pasillo del camión, unos encima de otros y la sangre te goteaba de la gente que iba encima de ti”.
.
“A la alemana le decían ‘Tú estás bien bonita, tú no tenías que estar metida en esta onda de zapatistas, cásate conmigo’, ella se quejaba”.
.
“Se oía cómo la magullaban. Le rompieron el collar, le arrancaban el pelo de la cabeza, se quejaba. Hasta atrás se oían mas mujeres”.
.
“Las estuvieron tocando sobre los senos, los glúteos, las insultaban, las decían ‘Perras, seguro que estás sidosa’ y cosas de ese tipo”.

.
“Suben policías al camión y en mi espalda ponen a otra compañera, hoy sé que es una de las compañeras españolas, y la empiezan a desvestir”.
.
“Yo pensé que la estaban violando por lo que oía. Ahora sé que parece que no alcanzaron a penetrar pero le pusieron una vejación monstruosa”.
.
“Nos meten entre los asientos de tal manera que quedaban nuestras rodillas en el piso, el pecho sobre el asiento y la cabeza en el respaldo”.
.
“‘Gachupina, mira dónde te viniste a meter pinche española, pendeja, etarra’, le decía a la compañera”.
.
“Le quitan la ropa del torso y empiezan a bajarle los pantalones y ella se desespera demasiado”.
.
“Yo siento cómo ella trata de aguantar pero los policías la sostienen cada quien de una extremidad, diferentes policías”.
.
Le introducen los dedos en su vagina, le tocan los senos, la pellizcan ahí y en los glúteos. Y yo siento cómo ella trata de defenderse”.

.
“‘¡Tengo asma, tengo asma por favor!’, y le decían ‘¡Pues muérete pendeja!’”
.
“A una compañera la ponen atrás, la someten, la desvisten y la dejan con los glúteos levantados y con la cabeza en el asiento”.
.
“Siete mujeres pusimos una denuncia por tortura y violación, ahora estamos en ello. No tuvimos acceso a los peritajes dentro del penal”.

.
“En el penal hay una mujer que la llaman la Loba, que tiene mucho poder que es priista, ella también intentó romper la huelga de hambre”.
.
“Y para colmo, nos vino las regla menstrual el 5 de mayo, traumatizas, adoloridas, con heridas graves y jamás recibimos atención médica”.
.
“Aparece que cincuenta policías en el polígrafo salieron negativos, ninguno según esto cometió violencia…”
.
“…Pero si fueron 3,500 efectivos se lo deberían pasar a todos, ellos son juez y parte”.
.
“Luego hemos sido víctima de unos medios, ponen en tela de juicio las violaciones. Dicen que no había mujeres detenidas. ¡Eramos cincuenta”.
.
“Nos formaron en fila india y con la cabeza agachada. Empezaron a quitar, bueno, a mí sí me quitaron la ropa. Me quedé sólo con el blazer”.
.
“Me dijeron que era una revoltosa, que me iban a violar, que igual tenía sida pero que no importaba, que no me iba a salvar”.
.
“Caí sobre otras personas. Yo creo sobre unas cinco personas y ahí me siguieron golpeando, me estaban toleteando los pechos”.

.
“Había una muchacha que gritaba: ‘Ya no, por favor, ya no, por favor’. Después me enteré que la habían violado a ella”.
.
“En eso empezó a oler raro el camión. Los policías se iban drogando e iban viendo películas pornográficas en el camión”.
.
“A varias compañeras nos iban mordiendo los senos, nos iban tocando las pompas”.
.
“Nos iban metiendo las manos en la parte posterior del pantalón y, ahí, nos seguían toleteando”.
.
“Había compañeros que lloraban, a los más los golpeaban. Yo no sentía los brazos de mi compañero”.
.
“Mi compañero iba esposado, ya casi iba muerto, iba todo pálido, pálido, pálido”.
.
“Hasta ellos mismos lo iban moviendo con el tolete. ‘Qué, ¿vas bien?’ Uno gritó: ‘Hijo de la chingada ya se te murió este cabrón’”.
.
“Una compañera se bajó los calzones y le enseñó como estaba toda golpeada, pero el director del penal bajó la cabeza y se fue”.
.
“Mucha gente te pregunta: ¿Te violaron? Pues no quiero hablar de eso, quiero retomar mi vida”.

.
“A una de las españolas le decían todo el tiempo: ‘¿No puedes respirar, pendeja?, pues ya no vas a poder respirar nunca’”.
.
“A las que violaron las llevaron a la parte trasera y allí las violaron, encima de compañeros”.
.
“A los compañeros que tenían lentes se los rompían, ‘Órale, el pinche ciego’”.
.
“Él se aferraba a sus nalgas pero no llegó a la penetración con el pene, le metió una llave o algo metálico”.
.
“De 3,500 policías escogieron cincuenta para el polígrafo y según esto ninguno usó violencia sexual y solamente ocho usaron abuso fuerte”.
.
“Siento que quisiera irme al monte, estar solo, llorar a grito abierto. Así yo quisiera. Me golpearon en el alma, no en mi dignidad”.
.
“Una mujer policía me quitó el celular, la pulsera, mis objetos. Me madreaban los pechos y luego me bajo el pantalón”.
.
“Me dijo un policía ‘Pinche perra, ¿cuántas posiciones te sabes?’, y yo ‘Ninguna’, y otra vez ‘Pinche perra, ¿cuántas posiciones te sabes?’”
.
“Me dijo luego ‘¿Sabes hacerlo con la boca?’, ‘No’, ‘Pues vas a aprender’. Uno se bajó el cierre y me obligó a hacerle sexo oral”.
.
“Saqué el semen porque yo no me lo quería pasar y escupí y me cayeron unas gotas en el pantalón. Luego vino otro y fue igual”.
.

“Llegó otro y quería que le hiciera sexo oral, y vino otro y dijo ‘Déjenla, que ya se han pasado con ella, déjenla ya’”.
.
“A dos policías los reconocería muy bien, si alguien me enseñara una foto yo los reconocería muy bien”.
.
“Cuando llegamos al reclusorio uno de los que me defendió me agarró la mano y dijo ‘Yo hasta aquí he hecho lo que he podido, cuídate mucho’.
.
“Me chequearon la cabeza. Yo dije que traía semen en mi pantalón, dijeron que no podían hacer nada. Me dieron un naproxeno para el dolor”.
.
“A mi cuñada la obligaron a hacer sexo oral. Yo creo que ninguna de las mujeres que fuimos ahí nos salvamos”.
.
“A mí por lo menos no me violaron. Pero sí fui objeto de abuso sexual, me metían mano por donde sea”.
.
“Subían y decían, ‘A ver, búscame a alguien que tenga una sudadera de tal color. Búscame a ese pinche barbón. Bájame al gordo. Bájame a tal”.
.
“Arriba no dejaban de golpear a la gente más ensangrentada, cuanto más golpeada venía, más le pegaban, más se le insultaba”.

.
“La policía estaba tratando de contarnos, no podía contarnos porque estábamos como puercos, unos encima de otros”.
.
“Olía a sangre el camión. Te agachaban la cabeza y lo único que veías era sangre. Por donde quiera chorreaba sangre”.
.
“Decían que no viéramos películas gringas, que eso pasaba únicamente en Estados Unidos, que estábamos en México y que no teníamos derechos ni madres”.
.
“Lo primero que me llega a decir es, ‘¿Tú eres de la UNAM? Tú no eres campesino, se ve a leguas, ya ves como son mamadas lo que dicen”.
.
“Una amiga dice que chirriaba mucho mi mandíbula. Cuando dejé la prisión sentía miedo de salir a la calle y odio, mucho odio”.
.
“Sentía que la vida era una mierda, que lo que nos estaba pasando era muy cabrón. Pero también sentía solidaridad de mucha gente”.
.
“Esos güeyes quieren que el miedo y el odio se te quede en la piel”.
.
“El saqueo y el botín de guerra es norma en la policía en México. Nuestras compañeras fueron el botín que les dio Peña Nieto”.
.
“El policía no necesita recibir la orden, sabe que tiene la impunidad para hacer lo que sea”.

.
“El operativo no fue para implantar la seguridad, el orden y la paz en Atenco, sino lo contrario”.
.
“Los ‘excesos’, los llamados ‘excesos de la policía’, no son excesos, son su método de operación”.

.

Quien olvida su historia, esta condenado a repetirla”

.

.

.